La pianista avilesina Noelia Rodiles deleitó al público del Jovellanos ayer con un concierto en el que fusionó en su repertorio lo clásico con lo romántico. La actuación, en marcada en la programación de la Sociedad Filarmónica de Gijón, tuvo una primera parte de música española, mientras que la segunda recogió la Sonata n.º 5 «The Butterfly Effect», de Jesús Ruedo, con un tramo final con las obras más destacadas de Franz Schubert. En la imagen, la artista, al piano, en su actuación.