Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco años de cárcel por robar e intentar violar a una mujer en la calle Almacenes de Gijón

El hombre, un marroquí que será expulsado de España, aprovechó que la joven estaba bajo los efectos del alcohol en un local y le quitó el móvil

Patrullas al inicio de la calle Almacenes, en una foto de archivo. | Á. G.

El hombre de nacionalidad marroquí procesado por intentar violar a una mujer en un establecimiento hostelero de la calle Almacenes cuando la víctima se encontraba bajo los efectos del alcohol acaba de ser condenado a cuatro años y medio de prisión por un delito intentado de agresión sexual, que incluye tres años de libertad vigilada (mediante aparatos electrónicos) y la prohibición de aproximarse a la afectada, y al pago de una indemnización que supera los nueve mil euros. Además, suma otros diez meses de prisión por un delito de hurto (le robó el teléfono móvil a la mujer) y el pago de una multa de 720 euros por un delito leve de lesiones. La sentencia, contra la que cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, establece que este individuo, Mourad A., sea expulsado de España durante una década al cumplir dos terceras partes de la condena impuesta.

La sentencia de la sección octava de la Audiencia (el mismo órgano que condenó al pago de una multa de 7.000 euros al hostelero que no impidió el intento de violación) impone una pena privativa de libertad inferior a los seis años que solicitaba la Fiscalía y a los nueve que reclamaba la acusación particular, ejercida por Victoria Rodríguez, abogada de Cavasym. El procesado negó los cargos, pero los jueces ven «coherente y creíble» el relato de la víctima, que sufrió policontusiones y erosiones tras el incidente en el problemático local de la calle Almacenes.

Los hechos ocurrieron un día de julio de 2017 a las 7.26 horas. La afectada consumió varias bebidas alcohólicas, por lo que sus facultades se vieron claramente mermadas, hasta el punto de que ni siquiera podía mantener el equilibrio. Apenas una hora después, cuando ella estaba sentada en un banco, se acercó a hablar con ella el ahora condenado, que aprovechó para apoderarse de la cartera y el móvil de su víctima. Luego comenzó a abrazarla y manosearla, poniéndola a horcajadas sobre él para continuar con los tocamientos. Hasta se masturbó en presencia de la mujer y trató de que le practicara una felación para luego llevarla hasta el cuarto de baño. Todo ello en presencia del dueño del negocio, que acabó condenado por un delito de omisión del deber de socorro. La agresión sexual no llegó a consumarse.

Las pesquisas policiales permitieron identificar al autor de este delito, que llegó a estar en busca y captura, puesto que tras un breve paso por prisión se encontraba en paradero desconocido. Así las cosas, finalmente, se sentó en el banquillo de los acusados en noviembre de 2022. La vista oral tuvo que ser suspendida y retrasar, por culpa del sistema de videollamada, la declaración de la víctima. El juicio quedó visto para sentencia el 15 de diciembre del pasado año, después de que este hombre insistiese en su libre absolución. La víctima, a la que dan credibilidad los integrantes del tribunal, volvió a relatar los hechos sufridos. Actualmente sigue a tratamiento psicológico por lo ocurrido.

El caso

  • Procesado. Mourad A., natural de Marruecos. Negó los cargos, pero finalmente ha sido condenado por el tribunal. 
  • Víctima. Se encontraba bajo los efectos del alcohol cuando se le acercó su agresor. Ahora está a tratamiento psicológico por lo ocurrido en el local de la calle Almacenes. 
  • Hechos. Mourad A. se acercó a la mujer en el local, aprovechando que ella estaba semiinconsciente por el alcohol. La manoseó, la llevó al baño e intentó agredirla sexualmente, pero al final no lo logró.
  • Condena. Por el intento de agresión sexual son cuatro años y medio de cárcel, a los que hay que sumar otros diez meses de prisión por un delito de hurto después de que le robase el móvil. En concepto de indemnización, este individuo deberá pagar más de 9.000 euros. 
  • Expulsión. La sentencia establece que una vez que Mourad A. cumpla dos terceras partes de la condena sea expulsado del territorio nacional durante una década. 
  • Recurso. La sentencia no es firme y puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias. 
  • Omisión. El dueño del negocio fue condenado hace un año por no impedir el intento de agresión sexual. 

Compartir el artículo

stats