Ciclistas y peatones, a favor de un carril bici exclusivo en Fomento

Los conductores recelan por la posible pérdida de plazas de aparcamiento: "En esta zona ya cuesta mucho dejar el coche"

Pablo Palomo

Pablo Palomo

A los peatones, conductores y ciclistas les pasa lo mismo que al gobierno local con la fachada marítima de Fomento. Albergan razonables dudas sobre cómo mejorarla. La intención desvelada ayer por LA NUEVA ESPAÑA de tratar de hacer un carril bici segregado de la acera para configurar Rodríguez San Pedro de una forma parecida al paseo del Muro genera a pie de calle las mismas incertidumbres que en las oficinas de las concejalías de Infraestructuras y de Movilidad. Todos tienen claro que el carril bici que une los Jardines de la Reina con Poniente deja mucho que desear, pero nadie da con la tecla para repensarlo sin que ello implique molestias para el prójimo. Por un lado, son muchos los ciclistas y los peatones los que aplauden llevar la senda a la calzada, aunque ello implique perder plazas de aparcamiento o reducir el tráfico rodado porque "es lo mejor para la salud". Y por otro, muchos conductores verbalizaron ayer sus recelos a perder espacio para poder aparcar el coche porque recuerdan que Fomento ya es una zona "en la que cuesta muchísimo aparcar".

Carlos Echegoñi es un hombre de 80 años que lleva viviendo casi setenta en La Calzada. Él es en realidad de Cataluña, pero lleva siete décadas siendo vecino de la ciudad. Aunque Fomento es una zona que le queda lejos de casa, es habitual verle pasear, como ayer, por las aceras de Rodríguez San Pedro. Eso sí, ahora menos que antes porque explica que sus pies ya no son los que eran. Conoció esta parte de la fachada marítima como era antes de la gran reforma que la dejó como es ahora. "Uy, esto ahora es una maravilla. Si te cuento cómo estaba antes, con las vías del tren y el carbón... ahora está como nuevo", apunta cuando se le preguntan por los defectos de la zona. Respecto al proyecto del Ayuntamiento es de los que creen que lo mejor es impulsar mejoras en el carril bici. "Veo bien que se quiera separar de la acera y veo bien que pasen menos coches", afirma.

Silmara Ferraz y César Cadavieco no lo tienen tan claro. Esta pareja de brasileños lleva tres años viviendo en Fomento por lo que es un lugar de la ciudad que conocen perfectamente. Los dos coinciden en que el carril bici, tal y como está ahora, necesitaría un lavado de cara. "Patino y lo conozco bien. Tiene muchos desniveles", dice ella. Paseaban ayer por Rodríguez San Pedro para ir a tomar un vehículo de alquiler eléctrico. Son de los que creen que sería contraproducente restar plazas de aparcamiento. "El carril en la acera no molesta tanto. Aparcar en este barrio ya es muy complicado. Se nota mucho por el verano", añaden. "Si lo hacen, la gente va a protestar", rematan.

Lo mismo cree Jesús Hernández, un joven extremeño (de Plasencia) que lleva dos meses viviendo en Gijón junto a su novia. Dejó ayer el coche aparcado en batería en Rodríguez San Pedro. "Me parecerá mal que se pierdan plazas para aparcar, pero es verdad que las cosas van ahora por otro lado", dice. "El carril bici de ahora hay que mejorarlo porque vas esquivando peatones cada dos por tres", argumenta, por su parte, Juan Manuel Moreno tiene 74 años y ayer pedaleaba por Rodríguez San Pedro vestido con el maillot del Grupo Ciclista La Calzada. Apoya llevar el carril a la calzada. "Cuando se hizo este carril era lo que había, pero ahora ya toca empezar a mejorarlo. El problema de aparcamiento existe, pero todos tenemos que ser responsables y tratar de mejorar la calidad de vida de la ciudad", finaliza.