El consejero de Fomento, sobre el intercambiador de El Humedal: "Estamos ajustando algunas cuestiones para que el Ayuntamiento dé el visto bueno"

La redacción del proyecto, en el que se ultiman "cuestiones de detalle", estará concluida a principios de año, señala Alejandro Calvo

Entronque de la calle Palacio Valdés con la Avenida de La Costa.

Entronque de la calle Palacio Valdés con la Avenida de La Costa. / Ángel González

M. C.

El proyecto del intercambiador de El Humedal estará listo para principios de año y la licitación de la obra se hará con celeridad, ya que no será necesario siquiera esperar ya que «la licitación de la obra va en anticipado de gasto para que no tenga que esperar a la apertura del presupuesto», señaló esta mañana el consejero de Fomento del Principado, Alejandro Calvo, poco antes de inaugurar la jornada organizada por CC OO en el Museo del Ferrocarril de Gijón en reconocimiento a quienes lucharon por la llegada del AVE a Asturias.

El Principado ha incluido, en sus presupuestos de 2024, 3,4 millones de euros para el intercambiador del Humedal, obra con financiación europea del mecanismo de recuperación que deberá estar concluida en 2025 para cumplir las condiciones para la percepción de esa ayuda. El plazo de ejecución será de un año y la actuación reordenará el espacio en cinco áreas de parada identificadas pro colores, que suman 190 metros de marquesinas para esperar el autobús, tal como adelantó LA NUEVA ESPAÑA.

Los preparativos para la licitación ya están en marcha y ahora se están «ajustando algunas cuestiones de detalle para que el Ayuntamiento de alguna manera dé el visto bueno», señaló Alejandro Calvo. El consejero especificó que «lo que estamos es acabando de definir la parte estética». Una vez que se licite la obra, «lo que va a tardar es la fabricación» del mobiliario urbano de alta calidad y que costará millones de euros, las marquesinas, y no tanto la ejecución de la obra que «es muy sencilla».

El consejero resaltó que «todo lo que se va a hacer se hace para mejorar la situación actual. Lo que tenemos ya lo conocemos, es necesario reorganizar los espacios, dignificarlos, dar comodidad a los ciudadanos, y ese es el trabajo que se va a hacer».

Alejandro Calvo apunta que se va a buscar una estética y funcionalidad adecuadas por lo que «no entendería tampoco demasiada resistencia» por parte de los vecinos a este proyecto. Añadió que «entiendo que durante el periodo preelectoral se ha jugado un poco con buscar las sensaciones de la ciudadanía, pero esto se va a hacer precisamente para mejorar las condiciones», considerando histórica la oportunidad de aprovechar fondos europeos para una actuación que estima necesaria.

«Lo que tenemos que hacer es lograr, por fin, que el Ayuntamiento también coincida en la necesidad, que ajustemos el detalle y cuál es el contenido de los proyectos, pero estamos hablando de una actuación razonable, sencilla, que tiene impacto sobre la circulación pero poco impacto sobre la estética. En todo caso, además, mejora la situación actual. Yo creo que nos pondremos de acuerdo y que todo el mundo verá la mejora como casi siempre pasa cuando se aborda la transformación de un espacio urbano», añadió el consejero.

Gráf 1.

Gráf 1. / lne

Respecto al estudio de tráfico elaborado por la consultora Vectio para Serpa sobre la reordenación del espacio, que sugiere modificaciones en el proyecto para no perder un tercer carril en el primer tramo de la Avenida de la Costa y mover un semáforo para evitar que quede el tráfico bloquee la intersección de la avenida con las calles Palacio Valdés, Llanes y el Paseo de la Infancia, el consejero señaló que «el proyecto de intercambiador es un proyecto completo, que no sólo actúa sobre el Humedal, sino que por ejemplo conecta con otras zonas donde se mejoran los espacios como la Laboral, es decir, zonas donde hay una gran saturación y donde hace falta que la gente tenga un espacio donde cobijarse cuando llueve, donde cargar su móvil, donde sentarse. Y lo que aborda es una solución completa, con carriles bus, con recirculación, pero un proyecto de movilidad global, no estamos hablando de improvisaciones».

Además de los intercambiadores de El Humedal y de la Laboral, también va a haber otros dos intercambiadores en Oviedo, en el HUCA y en Llamaquique.