El repunte de los delitos sexuales en Gijón "no son violaciones en la calle", defiende el comisario de la Policía Nacional

"La concienciación es mayor que la que había antes", señala Dámaso Colunga

"Los datos objetivos dicen que Gijón es segura", destaca Carmen Moriyón

Pablo Palomo

Pablo Palomo

"La concienciación de la mujer es mucho mayor que la que había antes y nosotros seguimos animando a que denuncie. Seremos los primeros en ayudar y en colaborar". Con estas palabras se expresó el comisario de la Policía Nacional de Gijón, Dámaso Colunga Alonso, al respecto del incremento de los delitos relacionados con la libertad sexual que se han registrado en la ciudad en el último año. Un repunte reflejado en los datos de criminalidad del tercer trimestre del Ministerio del Interior, adelantados por LA NUEVA ESPAÑA, y que cifran en un 55,1 por ciento más que el año pasado entre enero y septiembre los delitos contra la libertad sexual en general y en concreto en un 52,9 por ciento más las agresiones sexuales con penetración. Colunga achacó estos datos a relaciones "pseudoconsentidas" y al aumento de la "concienciación de la mujer" en ese sentido. "La agresión sexual, la que se entiende como la violación en la calle, esa no está ocurriendo", indicó.

Colunga Alonso hizo estas declaraciones en la comisaría de la Policía Nacional de El Natahoyo en el marco de la primera visita de Carmen Moriyón desde su regreso a la Alcaldía. La visita sirvió, de nuevo, para mandar un mensaje de tranquilidad en cuanto a la seguridad ciudadana en relación a la última muerte violenta de la ciudad, la de José Antonio Justel Alonso, que falleció tras haber recibido en noviembre una brutal paliza a las puertas de un pub de la calle Marqués de San Esteban. Tanto el comisario como la Alcaldesa coincidieron en que "Gijón es una ciudad segura". "Así lo avalan los datos objetivos. Entiendo que cualquier hecho desgraciado, como el que recientemente hemos vivido, no es deseable de ninguna manera. Y en lo que se trabaja, y eso lo tienen que saber los ciudadanos, es para que eso no vuelva a ocurrir", expresó la primera edil. "Hay disposición para seguir trabajando de forma coordinada", agregó en referencia a la relación entre la Policía Nacional y Local.

En la visita participaron la concejala de Seguridad Ciudadana, Nuria Bravo, y el comisario de Seguridad Ciudadana, Jesús Marcos Riaño. Estaba prevista para unas semanas antes, pero hasta este martes no se pudo celebrar. "El Ayuntamiento con esta visita muestra su agradecimiento y la disponibilidad para seguir trabajando y mejorar por la vía de la coordinación", concretó la Alcaldesa, que, como el comisario, aplaudió la compenetración que existe entra la Policía Nacional y la Policía Local. "Los políticos en el tema de la seguridad ciudadana tenemos una responsabilidad inmensa que se basa en la confianza y en el trabajar con los criterios que digan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Al Ayuntamiento lo que nos toca es poner los medios. Y lo vamos a hacer con la apertura de la nueva comisaría de la Policía Local y con el personal necesario con la convocatoria de las plazas vacantes", recordó la alcaldesa, respecto a la convocatoria de plazas de interinos para cubrir las bajas.

Moriyón se refirió a la postura de la Federación de asociaciones de vecinos, que, exige un cambio de modelo en el ocio nocturno. "Entendemos la sensibilidad de los vecinos. Hicimos un minuto de silencio en el Pleno. Tenemos que trabajar para que no haya incidentes así, pero las cosas hay que ponerlas en su justa medida", dijo. "Hay datos objetivos que dicen que Gijón es una ciudad segura. Hay que trabajar para que no vuelva a acontecer el último incidente", zanjó.

Ocio nocturno

Dámaso Colunga se refirió al operativo especial de vigilancia de las zonas de ocio nocturno de Gijón. "La única forma de hacer frente a cualquier tipo de incidente o delincuencia es trabajar conjuntamente como hemos este fin de semana y el pasado", expresó el policía. "Ellos –por la Policía Local– han mirado licencias y nosotros temas de drogas y de armas", recordó. "No queremos que Fomento sea una zona policial, ni mucho menos. Lo que ha pasado ha sido un hecho muy desgraciado. El anterior caso fue el de Germán y estamos hablando de que el último fallecimiento es de hace unos quince años. Mi criterio es tolerancia cero con la violencia. Lo que no se puede entender es que alguien vaya a tomar copas con un machete o una navaja", apostilló Colunga, que destacó la colaboración de los hosteleros.

Colunga reconoció el incremento de los delitos sexuales. "Es una modalidad difícil de evitar porque ocurren en el marco íntimo", dijo. "La violación en la calle no está sucediendo. Son relaciones pseudoconsentidas, que se dan con un amigo, con una persona que acompaña o con alguien con el que se ha estado tomando copas por la noche", aclaró. "Evidentemente, se les detiene igual y pasan a disposición judicial. La concienciación de la mujer es mayor y animamos a que denuncie. Es una modalidad de delitos que, si sube, difícilmente podemos evitarla. Lo que sí podemos hacer es la parte judicial", finalizó.

Drogas, navajas, peleas y billetes falsos: así se vigila la noche de Gijón

VÍDEO: Pablo Palomo/ FOTO: Ángel González