La oposición ve "falta de previsión" en los nuevos cinco millones que necesita Emulsa

Los sindicatos urgen a la empresa el pago a los trabajadores de las indemnizaciones por los descansos: "Sabían que era una negligencia"

Arena de San lorenzo en el muro. Las mareas vivas de los últimos días motivaron que las olas arrastrasen gran cantidad de arena al paseo del Muro de San Lorenzo, lo que llevó a trabajadores de Emulsa a limpiarlo ayer.

Arena de San lorenzo en el muro. Las mareas vivas de los últimos días motivaron que las olas arrastrasen gran cantidad de arena al paseo del Muro de San Lorenzo, lo que llevó a trabajadores de Emulsa a limpiarlo ayer. / Pablo PalomoP. Palomo

Pablo Palomo

Pablo Palomo

Críticas por parte de la oposición municipal a los gestores de la Empresa Municipal de Servicios de Medio Ambiente (Emulsa) "por la falta de previsión" ante el "tarifazo" de Cogersa y más críticas por parte de los representantes de los trabajadores que urgen a la firma municipal a acometer cuanto antes los pagos de las indemnizaciones por los descansos semanales. Así se recibió ayer en el ámbito político y laboral la nueva situación que atraviesa Emulsa, que tal y como avanzó LA NUEVA ESPAÑA necesita una inyección extra de cerca de 5,5 millones de euros más para atender sus compromisos debido al incremento de los precios aprobados por el Consorcio para los servicios de Cogersa, el coste de las indemnizaciones por haber perdido en los tribunales el pleito por la aplicación semanal de los descansos, entre otros asuntos. Un dinero que, con total seguridad, saldrá del remanente del Ayuntamiento.

"Las subidas de Cogersa estaba previstas y todos los municipios las sabían", aseguró el concejal del PSOE José Ramón Tuero, que recordó que desde 2018 se hablaba del tema. "La nueva planta de tratamiento de la fracción resto (bolsa negra) estaba prevista desde ese año, las obras empezaron en 2021 y se sabía que iba a entrar en funcionamiento este año, con la consiguiente subida de tarifas", recordó. Respecto a la sentencia de los trabajadores reclamó que se pague. "Es una más que perdió Recursos Humanos de Emulsa y es un derecho que se negó a los trabajadores. Hay que pagar lo que se debe", dijo.

El portavoz de Izquierda Unida, Javier Suárez Llana, también fue crítico al respecto. "Cuando se aprobó en diciembre el presupuesto del Ayuntamiento el gobierno ya sabía que la transferencia a Emulsa era insuficiente", valoró. "El propio presidente de la empresa lo reconoció cuando lo advertimos en el consejo de administración", recordó Suárez Llana. "Por lo tanto, era algo que el gobierno local ya sabía y damos por hecho que quedará resuelto en marzo con las primeras modificaciones presupuestarias con cargo al remanente", añadió.

"Eso sí es una prioridad y no el desembolso en un único pago de cinco millones a la Autoridad Portuaria", recordó. Suárez Llana añadió que "nada se ha vuelto a saber del plan de viabilidad anunciado por Moriyón". Y pidió un cambio de rumbo. "Es evidente que la empresa necesita abandonar la improvisación constante, cambios organizativos que hagan más eficiente la prestación de los servicios y aumentar los ingresos aumentando los clientes. No puede ser que empresas municipales contraten firmas privadas para sus servicios de jardinería", agregó.

"No se puede seguir así, escondiendo las miserias debajo de la alfombra", apostilló, por su parte, la portavoz de Vox, Sara Álvarez Rouco. "No se sabe si esto es todo o hay más, además de lo que ya se tuvo que aportar. La gestión de Emulsa es desastrosa, pero parece que al ser municipal todo vale", lamentó. "Hay costes descontrolados, problemas laborales, indemnizaciones... pedimos al bipartito claridad, rigor y soluciones. Emulsa es insostenible, un pozo sin fondo", dijo. Este periódico intentó ayer contar con la valoración de la portavoz de Podemos, Olaya Suárez, pero no hubo respuesta.

Los sindicatos se centraron en la indemnización. A ello se refirió David Saavedra, del Colectivo Trabajadores. "La empresa ya sabía este asunto en 2019 y la primera sentencia es de 2020. Sabían que era una negligencia y hacían un uso ilegal de los descansos de los trabajadores, pero a pesar de ello la dirección siguió cobrando por objetivos", criticó. Alejandro Rodríguez, de Comisiones Obreras, fue en la misma línea. "En cuanto al tema de los descansos la empresa debe cerrar el tema y abonar los pagos porque el Ayuntamiento ya ha dado por buena la sentencia", valoró. Marcos Centeno, de la Corriente Sindical de Izquierdas, siguió este argumento. "La sentencia viene porque no se descansa lo suficiente. Si hace falta dinero para esa sentencia, hace falta. Bastante es que solo se pudo reclamar un año", zanjó. Las fuentes consultadas de UGT fueron por el mismo camino. "Si la empresa hubiera negociado hace ocho años ahora no habría esta situación crítica", dijeron.

[object Object]

"No hay que empezar la casa por el tejado". De esta forma se expresó ayer el presidente de la Federación de asociaciones de vecinos de la zona urbana, Manuel Cañete, respecto al nuevo plan municipal de residuos con pago para 2025 planteado desde la concejalía de Medio Ambiente. El líder vecinal de la FAV reclamó convocar el Consejo Sectorial de Residuos antes de aplicar el pago por generación, algo que ya el propio concejal popular Rodrigo Pintueles tiene en mente para que funciones como un órgano debate de cara a generar el máximo consenso político, pero también social de cara a lograr sus objetivos. Unos objetivos que pasan por aumentar la tasa de reciclaje de Gijón que, si bien sitúan al concejo a la cabeza de la tabla, le dejan aún lejos del 50 por ciento europeo. La tasa de reciclaje de Gijón es ahora mismo del 30,5 por ciento, solo por detrás de Yernes y Tameza. La idea de Pintueles se articula en cuatro ejes. Por un lado, implantar un sistema de pago por generación, establecer nuevos circuitos de reutilización, desarrollar programas de recogida separada de residuos y desarrollar un plan específico para la gestión de residuos de grandes productores, como son la hostelería y el comercio. "Hay que analizar la situación actual de la recogida de basuras y su separación, analizar quien recicla y quien no y hacer una amplia campaña de concienciación sobre los residuos", remarcó Cañete. El líder vecinal habló también de "implantar medidas en eventos festivos que disuadan de botellones y plásticos. "Es interesante ver la preocupación del concejal, pero no empezar a decir que se va a aplicar algo que la ciudadanía desconoce", finalizó.