El juicio contra seis jóvenes implicados en una macropelea en los bajos de El Molinón ya tiene fecha

Los acusados están procesados por desórdenes públicos, lesiones, resistencia y atentado

Afrontan penas de hasta tres años de cárcel tras lanzar objetos y agredir a los agentes

Agentes de la Policía en el entorno de El Molinón durante la reyerta.

Agentes de la Policía en el entorno de El Molinón durante la reyerta. / I. Peláez

Pablo Palomo

Pablo Palomo

El juicio contra los seis jóvenes acusados de participar en una gran pelea que tuvo lugar en los aledaños del estadio de El Molinón –ese día no había partido del Sporting–, en la noche del 24 de abril de 2021 ya tiene fecha. Será mañana miércoles, en la sección octava de la Audiencia Provincial. Estos individuos, se enfrentan a un delito de desórdenes públicos y, además, según su grado de implicación, a los de atentado a agente de la autoridad, resistencia y lesiones, según el Ministerio Fiscal, que reclama para ellos penas privativas de libertad que van desde los dos a los tres años de cárcel, tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA.

La trifulca multitudinaria que ahora llega a juicio se originó en la calle Profesor Pérez Pimentel, en La Guía. Hubo varias peleas entre jóvenes a la vez, que terminaron confluyendo en la zona de El Molinón porque los implicados escaparon a la carrera de la Policía Nacional y de la Policía Local. Los ahora implicados, que pudieron ser identificados, están todos ellos acusados de un delito de desórdenes públicos por "alterar la paz pública", según explica el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación. Otro muchos implicados en la multitudinaria reyerta no pudieron ser identificados.

Los implicados, prosigue el mismo relato de hechos, comenzaron a lanzar objetos a los agentes desplazados, y también les rodearon. Fue necesario pedir refuerzos y más patrullas acudieron hasta el entorno de El Molinón. El primero de los detenidos fue un joven que portaba una barra de hierro con la que iba a agredir a otro. Los agentes mediaron y trataron que este individuo se calmase. Lejos de lograr el objetivo, este joven de inicial S. A. A., se mostró alterado y agresivo con los agentes, que tuvieron que emplear "la fuerza mínima indispensable" para proceder a su arresto.

Cuando los policías metieron en el coche patrulla a este joven detenido, "una ingente cantidad" de personas se aglutinó en torno al vehículo lanzando todo tipo de objetos. Algunos de esos objetos impactaron contra los agentes, pero también contra los negocios hosteleros de los bajos del estadio, que en su momento denunciaron que ese tipo de reyertas entre los jóvenes llevaba meses siendo algo habitual. S. A. A. se enfrenta a dos años y siete meses de cárcel por los delitos de desórdenes públicos y resistencia a la autoridad.

El segundo detenido esa noche fue L. R. R. cuando huía de la Policía. Lejos de atender las indicaciones de los agentes, acometió contra ellos y la emprendió a golpes contra los uniformados. Varios sufrieron lesiones de distinta consideración. Para este individuo reclama la Fiscalía una condena de tres años de cárcel, dos por el delito de desórdenes públicos y otro más por el de atentado a agente de la autoridad.

"De aquí no salís"

Quedaba un tercer detenido esa misma noche en el entorno de El Molinón. Fue B. D. P. F., quien se dirigió contra los agentes intervinientes con mensajes amenazantes. "Os vamos a matar, hijos de puta. De aquí no salís", pronunció durante la actuación policial, según se refleja en el escrito de acusación del Ministerio Fiscal. En su caso, se enfrenta a dos años y nueve meses de cárcel por los delitos de desórdenes públicos y de atentado a agente de la autoridad.

Junto a estos tres implicados hay otros tantos jóvenes que deberán responder solo por el delito de desórdenes públicos al quedar demostrado, a ojos de la Fiscalía, su implicación en la pelea multitudinaria que acabó con los ataques a los cuerpos policiales. A los años de privación de libertad también se suma el dinero que deberán abonar en caso de condena por la responsabilidad civil, en concepto de indemnización a los agentes lesionados.

Las claves

  • Pelea. Una reyerta multitudinaria que terminó en los bajos de El Molinón y obligó a desplegar un amplio operativo policial. Un control que tras los hechos se repitió por seguridad durante varios fines de semana.
  • Implicados. Eran multitud, pero seis son las personas que pudieron ser identificadas y que ahora se sentará en el banquillo de los acusados. 
  • Penas. Van desde los dos años hasta los tres años de cárcel. Todos los implicados deberán responder de un delito de desórdenes públicos. Luego, en función de su implicación, los hay que están acusados de resistencia, atentado y lesiones.