18 de febrero de 2020
18.02.2020
Cololmbia

Al menos siete muertos por una explosión de un autobús en Colombia

En un principio las autoridades de la región achacaron lo ocurrido a un atentado terrorista

18.02.2020 | 07:59

Al menos siete personas murieron y 11 más resultaron heridas este lunes por la explosión de un autobús en una carretera del convulso departamento del Cauca, en el suroeste de Colombia, pese a que en un principio autoridades de la región habían achacado lo ocurrido a un atentado terrorista.

"No es ningún atentado, es un vehículo de transporte público que se mueve desde Pasto y va con dirección a Cali. Va en movimiento y este vehículo explota", dijo a periodistas el comandante de la Tercera División del Ejército de Colombia, general Jorge Isaacs Hoyos.

En un principio, el gobernador del Cauca, Elías Larrahondo, calificó el suceso de un "acto criminal sobre la vía Panamericana", la principal carretera del suroeste del país, mientras que la Defensoría del Pueblo lamentó el "atentado con carro (coche) bomba en Rosas", municipio en el que ocurrió la explosión.

El general Isaacs consideró "insólito" lo ocurrido y dijo que por ello en la zona de la emergencia están las autoridades para "verificar el motivo por el cual un vehículo en movimiento explota".

"Están haciendo todas las prácticas y todas las pruebas necesarias para poder decir qué fue lo que sucedió", añadió el el jefe militar.

Por su parte, Larrahondo manifestó que fue activado el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE).

"Nos coordinamos con la Fuerza Pública y organismos de investigación para esclarecer los hechos", afirmó en Twitter el gobernador, quien agregó que estará al frente del Puesto de Mando Unificado (PMU) para atender la emergencia.

Antes de saberse que la explosión no fue consecuencia de ningún atentado, la Defensoria del Pueblo calificó lo que consideraba un ataque como "un acto cruel e indiscriminado que infringe el DIH (Derecho Internacional Humanitario)".

"Condenamos su ocurrencia, nos solidarizamos con las víctimas y el pueblo caucano. Esperamos acciones urgentes de las autoridades para investigar, juzgar y sancionar a los responsables", añadió el organismo.

Incluso la oficina en Colombia de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos condenó el hipotético "atentado" e instó a las autoridades a "investigar los graves hechos en Cauca y sancionar a los responsables".

El departamento del Cauca está inmerso en una espiral de violencia generada por las disputas territoriales de distintos grupos al margen de la ley como disidencias de las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y cárteles mexicanos del narcotráfico.

Su rivalidad por el control de tierras para el tráfico de drogas hace de este departamento uno de los que tiene una superficie mayor de cultivos ilícitos en Colombia, con 17.177 hectáreas sembradas de coca, según cifras del centro de investigación del crimen organizado InSight Crime.

El 22 de noviembre pasado al menos tres policías resultaron muertos y siete heridos en un atentado con explosivos perpetrado contra una comisaría del municipio caucano de Santander de Quilichao.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído