El Franco tiene listo su plan para relanzar turísticamente la villa de Viavélez. Desde ayer la localidad, conocida tradicionalmente como El Porto, cuenta con oficina de turismo y cuatro paneles informativos que contarán la historia de este bello enclave a los muchos visitantes que recibe cada año. “Estos paneles eran necesarios porque mucha gente conoce Viavélez por su belleza, pero no conocen su historia. Es importante que la conozcan todas las personas que vienen a visitar el puerto; pretendemos que todo el mundo se sienta orgulloso de él”, defendió ayer la concejala de Cultura y Turismo de El Franco, Victoria Zarcero.

Inauguración de la Oficina de Turismo de Viavélez. | T. Cascudo

Inauguración de la Oficina de Turismo de Viavélez. | T. Cascudo

La oficina de turismo abrirá todos los fines de semana de mayo a septiembre y, el resto del tiempo, se puede recibir información turística en la oficina central ubicada en As Quintas y también en As Covas d’Andía. La oficina abrirá de 12 a 14 y de 17 a 20 horas. También se han editado unos folletos turísticos dedicados a la historia de la localidad, conocida por ser la villa natal de la escritora Corín Tellado. Los cuatro paneles (en castellano, gallego-asturiano e inglés) cuentan la historia de la localidad, con especial hincapié en su tradición ballenera, como astillero de barcos y como puerto pesquero. El quinto panel, ya colocado con anterioridad, está dedicado a la vida y obra de la popular escritora.

“Esta actuación pone en valor todo el atractivo que ya de por sí tiene Viavélez. Es una tarjeta de presentación para el visitante”, señaló la Alcaldesa de El Franco, Cecilia Pérez. La iniciativa supuso un desembolso de 28.600 euros con cargo al Fondo Europeo Marítimo y Pesquero. De ahí que en el acto estuvieran presentes los directores de Pesca Marítima, Francisco González, y de Infraestructuras Viarias y Portuarias, Esther Díaz. Esta última se refirió a los trámites que realizan para reparar el dique exterior del puerto de Viavélez, donde la borrasca “Bella” derribó el “farín” rojo.

La directora explicó que la obra no cumplía los requisitos legales para ser abordada con carácter de emergencia, pero confía en tener listo el proyecto de reparación en unos dos meses. La actuación urge pues el dique quedó sin luz roja de señalización. Además, Díaz escuchó al Ayuntamiento y los pescadores, que piden alguna actuación que garantice la seguridad en la bocana del puerto en condiciones de noroeste. La directora planteó hacer un estudio de agitación por oleaje para concretar la mejor solución técnica.