Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vegadeo planea la expropiación del mazo de Meredo y reabrirlo al público en 2022

Las diferencias entre los herederos de la propiedad complican la compra de un conjunto de alto valor etnográfico, pero cada día más deteriorado

Uno de los puentes de acceso, destrozado. | T. Cascudo

Uno de los puentes de acceso, destrozado. | T. Cascudo

El Ayuntamiento de Vegadeo tiene en marcha el “plan b” para hacerse con el mazo de Meredo, tras fracasar el intento de compra de esta joya patrimonial que se construyó en el siglo XVIII a orillas del río Suarón. El regidor, César Álvarez, explica que la compleja situación de reparto de la herencia dificulta hacerse con este conjunto etnográfico y que se ha optado por una vía más rápida abriendo un proceso expropiatorio.

El Alcalde indica que para lograr la expropiación deben elaborar primero un plan de interés municipal que justifique la importancia del enclave, polo de atracción de visitantes durante años. Están trabajando en la elaboración del citado documento, que deberá presentarse ante la Consejería de Hacienda del Principado. Con el visto bueno de este departamento, podrán iniciar la expropiación.

Álvarez explica que el reparto de la herencia dificulta la compra porque el juez dejó en manos de unos herederos los edificios y a otros les concedió el suelo en el que se asientan. “La solución no es fácil y se puede alargar en el tiempo, así que la vía más rápida y eficaz es la expropiación”, concluye. Lo han hablado con parte de los dueños y, según señala el regidor, las cuatro quintas partes están de acuerdo, pero resta la última parte, que no quiere negociar.

El Ayuntamiento de Vegadeo solo cuenta con la valoración de los propietarios, que cifran el coste de todo el conjunto en 150.000 euros

decoration

El equipo de gobierno veigueño confía en tener lista este año toda la documentación, para que en el presupuesto de 2022 ya se pueda incluir la expropiación y la mejora del espacio. Resta también hacer la valoración municipal sobre este recurso. De momento, Vegadeo solo cuenta con la tasación de los propietarios, que cifran el valor del conjunto en 150.000 euros.

El regidor veigueño se muestra optimista con el hecho de que en el verano de 2022 este espacio, que dispone de una amplia zona de merendero, pueda volver a ser de uso público. “Tenemos muchas ganas de ponerlo a andar”, señala. De momento, no recomienda su visita y recuerda que no es un espacio público: “Ahora mismo el lugar es propiedad privada, está sin atender, los puentes carecen de seguridad y no se recomienda ir”.

El convenio de cesión firmado con los dueños anteriores venció en septiembre de 2019 y desde entonces se busca una solución. El tiempo apremia, no solo para disfrutar del espacio, sino porque cada año que pasa el conjunto etnográfico, construido en 1714 y operativo hasta 1965, se deteriora más. En 2016 la reparación de los ingenios se valoró en 47.000 euros.

Compartir el artículo

stats