Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Occidente toma Oviedo para exigir que el Hospital de Jarrio sea “de calidad”

Los trabajadores, indignados por la presencia de Vox a la cabeza de la protesta: “Siempre votan en contra de la pública, la quieren ahogar”

14

"Todos somos Jarrio" se manifiesta en Oviedo: "Luchamos porque el hospital esté bien" Fernando Rodríguez

Fueron unos pocos cientos de vecinos y trabajadores del Hospital de Jarrio, pero representaron a todo el Occidente en una reivindicación que cuenta con un gran respaldo popular: la exigencia de “una sanidad pública, digna y de calidad”, y que el centro hospitalario de Coaña no solo no pierda, sino que cuente cada vez con más servicios, como por ejemplo, dos geriatras, tal como pidió Mar Villanueva, impulsora del movimiento “Todos somos Jarrio”. “Ha ido mejorando, aunque todavía faltan cosas. A día de hoy, lo que más necesitamos son geriatras, porque tenemos una población muy envejecida”, aseguró. “Todos somos Jarrio” desembarcó en la mañana de este sábado en la calle Uría con una ruidosa manifestación, festiva y reivindicativa. Villanueva lamentó que ningún alcalde del Occidente se dejase ver con los vecinos que les votaron y les pusieron a gobernar: “Deberíamos pesar más nosotros que la política, más la gente del pueblo que los de Oviedo”.

La impulsora de “Todos somos Jarrio” explicó que el movimiento surgió de la gratitud y del hartazgo de ver a los sanitarios bajo la crítica feroz de políticos y negacionistas durante la pandemia. “Yo soy paciente oncológica, me detectaron un cáncer hace tres años, me tocó pasar por una de las enfermedades más duras a día de hoy, siendo madre de dos niños pequeñitos, y comencé a caminar por los hospitales. En el de Jarrio, encontré el calor humano de los sanitarios. Por mucho que se les juzgue a veces con crueldad, detrás de cada bata blanca hay una gran persona. Me dieron demasiado y les debo la vida”, dijo. “Decidí salir a las redes y pedir ayuda, en menos de tres semanas conseguimos 16.321 firmas, todo el Occidente se levantó junto a mí. Luego vino la manifestación (el pasado marzo, en Navia, con participación de 300 coches), nos recibió el presidente Barbón, el consejero de Sanidad. Vengo de algo muy duro y voy a seguir hasta donde haga falta para conseguir que se nos atienda como necesitamos”, comentó.

Luego leyó un manifiesto que comenzó por recordar que, en 1978, una manifestación también hizo posible que se construyese en Hospital de Jarrio. Tras reclamar “cuidar a quienes nos cuidan”, puso voz a las reivindicaciones: un 25 por ciento del total del presupuesto para la Atención Primaria, la asistencia presencial, retomar las acciones de prevención, dotar de medios a los centros de salud...

Aunque no hubo alcaldes, sí que se dejaron ver diputados de Podemos, Foro, Ciudadanos, PP y Vox. Adrián Pumares, portavoz de Foro Asturias, calificó el problema de Jarrio como “una nueva discriminación al Occidente de Asturias, una de las zonas más deprimidas y marginadas de España”. Y emplazó “al Gobierno de Barbón a que se deje de promesas incumplidas y haga un plan de choque ”.

Vox acudió por partida doble. La diputada regional Sara Álvarez Rouco indicó que “no puede ser que el Gobierno no de solución al problema de Jarrio”. El diputado nacional José María Figaredo calificó de “hipocresía la presencia de Adrián Pumares (Foro) en la manifestación. Van a apoyar la oficialidad del bable, que nos va a costar un dineral, pero para Jarrio no lo hay. Es una vergüenza, hay que acabar con el dispendio y gastar el dinero en lo importante”. Por cierto que ambos diputados terminaron encabezando la manifestación junto a Mar Villanueva, lo que indignó a algunos trabajadores del Hospital de Jarrio. “Siempre votan en contra de la sanidad pública y vienen ahora a hacerse la foto”. Los trabajadores llevaban una elocuente pancarta en la que acusaban a Vox: “Quieren ahogar a la sanidad pública”.

Otra diputada presente en la protesta fue Beatriz Polledo, del PP, también apoyó a la plataforma: “Basta ya de tener el Hospital hecho unos zorros. Hemos llevado a la Junta un plan de choque para Jarrio, que ha sido aprobado por el PSOE que incluye medidas para dotarlo de personal y estabilizarlo, recogemos incentivos para que sean atractivas esas plazas y fidelizar a esos profesionales en las alas”.

Susana Fernández, de Ciudadanos, dijo que, “si queremos que la Asturias olvidada tenga futuro, tenemos que dotarla de servicios públicos de calidad”. La portavoz de Sanidad de Podemos, Covadonga Tomé, acompañada del secretario general Daniel Ripa, dijo por su parte: “No se puede consentir que se desmantele la sanidad en la zona rural”. Y defendió una sanidad igual para todos. En la protesta hubo vecinos, como la Asociación de Amigos de Boal que reivindicó un centro de salud para el concejo. Cuanto antes, mejor.

Compartir el artículo

stats