03 de agosto de 2007
03.08.2007
La Nueva España

¿De qué falamos?

03.08.2007 | 02:00
¿De qué falamos?

Tener tema de conversación siempre foi importante pa introducise nos dixebraos círculos sociales. A pouco qu'observemos, nas distintas épocas del añu tenemos temas muito variaos pa da-y a la parpayuela. En cuanto que chega'l branu, sales a la calle ya de lo que más se fala ya del tiempu; si chueve porque chueve ya si fai calor porque fai calor. Outros temas que nos ocupan nas tertulias braniegas son las carreras de motos ya de coches, las vueltas ciclistas ya'l desencantu que nos produz el dopaxe que yá se fixo habitual nestos ambientes deportivos; los atascos nas carreteras, los accidentes, las fiestas ya tolos acontecimientos que nos trai consigo'l branu. Pero hai un tema importante que nesti tiempu siempre ta na boca la xente: las vacaciones; como si ún viviera tol añu esperando esti periodu de folganza qu'a veces nun lo ya tanto.

Esti añu, el mes de xunetu, qu'acaba de despidise, foi malu pa too; vieno chuviosu ya enfocicáu ya paez ser que la ocupación hotelera na nuesa rexón nun foi la deseada. Quiciabes pol mal tiempu que fixo, muitos braniantes echáronse p'atrás a la hora d'escoyer el Norte como l.lugar de vacaciones, pero, anque siempre echemos la culpa al tiempu, lo que más influyío fueron las hipotecas, que nun pararon de xubir nos últimos meses ya esto afeutó negativamente a las economías familiares, que yá tienen el presupuestu mui axustáu.


El tema de las vacaciones da pa muito que falar ya forma parte de la esmolición de la xente; sobre too, hai una gran curiosidá por saber únde vas disfrutales, ya esto ya dalgo que fai pensar. Entós, al que determina nun dir de vacaciones por cualquier circunstancia o simplemente porque nun-y da la gana, platéganse-y dous problemas. Nun ya sólo que la economía nun-y permita folgar estos días nun l.lugar l.lonxanu (cuanto más meyor), sinón qu'hai que dar esplicaciones a los preguntones por qué te quedas en casina ¡tan a gusto! Las preguntas ¿únde vos vais de vacaciones?, ¿vaisvos?, ¿cuándo vos vais?, ¿yá volvisti de vacaciones?... conviértense n'habituales nesta época del añu.


Póxose de moda dise a países exóticos, unde haya muito que cuntar a la vuelta, unde se vivan emociones fuertes. Esto ya más bien pa las economías más bayurosas. A la vuelta, nel mes de setiembre, l'interrogatoriu faise inda más esixente ya hai que cuntar tolos pormenores del viaxe: la traxedia del estraviu de las maletas, las colas pa visitar tal o cual muséu, a veces sin ser quien después a «dixerilu», las grandes farturas nos hoteles de «too incluyío», unde paez que tol mundu ta esfamiao. L.luegu disfrutar del spa, masaxes ya de los variaos deportes ya xuegos pa queimar las calorías inxeridas; los ablucantes monumentos que visitamos afogaos de calor, escuitando atentamente'l guía que nos cuenta de corrío la historia de los l.lugares... Too incluyío nel «paquete», pues con esto de qu'hai que fuxir del sol, que ta engafáu ya quéimanos el pel.leyu ensin duelu, inclusive cuando ta de nublu, ya importante enanchar la ufierta d'entretenimientu, anque esto encareza abondo la estancia. Los empresarios d'hostelería engatúsannos con una gran riestra d'actividades programadas pa tenenos entreteníos, cola bona intención de quitanos l'estrés de tol añu, anque después nun seya tanto asina, pero, sobre too, cola bona intención de facer l'Habana a costa los turistas.


Ya al final la vuelta al trabayu, más estresaos casi que cuando marchamos, fartos de pasar calor ya calamidades vacacionales, cola memoria chena ya embaruyada de tolo que deprendimos pol mundu alantre ya con unos cuantos kilos demás que garramos gracias al afán de comelo too nesos hoteles de superabundancia. Ya pa enriba pasar l'esame de los col.lacios ya amigos, de vecinos ya demás familia a los que-ys hai que cuntar con detalle tol recorríu. Suerte qu'agora, cola cámara dixital, tráyense milenta fotos ya unos cuantos vídeos, que nos ayudan enforma a la reconstrucción del viaxe, hasta que tolos curiosos se durman d'aburrición.


Ya asina encomenzanos, casi sin danos cuenta, otru l.largu añu l.laboral nel que nos disponemos a trabayar duro, eso si nun t'afeuta'l síndrome posvacacional ya pasas un mes p'afacete outra vez al ambiente del trabayu. Ya nesi momentu yá hai qu'encomenzar a aforrar pa las vacaciones del próximu añu porque ya conveniente contratalas en seguida colas eficaces axencias de viaxes pa poder escoyer las meyores ufiertas. Anque nun cabe dulda qu'habrá que l.leer bien el contratu, las condiciones ya la l.letra pequena, pa nun ser víctimas de los timos vacacionales que yá se tán poniendo de moda. Pensándolo bien, a veces, ¡qué bien tábamos en casa! Lo mesmo hasta descansábamos más...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook