07 de febrero de 2012
07.02.2012
40 Años
40 Años

Santa Dorotea, pasada por agua

La localidad llanisca de Balmori celebró la tradicional feria anual dedicada a los árboles frutales y ornamentales

07.02.2012 | 01:00

Balmori,


Emilio G.CEA


La localidad llanisca de Balmori celebró ayer, en una jornada marcada por la lluvia y el frío, la tradicional feria de árboles frutales y ornamentales de Santa Dorotea. La lluvia no cesó de caer durante toda la mañana y deslució una cita a la que no faltó un gran número de fieles. Dos puestos ofertaban todo tipo de árboles frutales y ornamentales.


De Naves acudió, como cada año, Viveros Oriyán. Cesáreo Cue, su esposa, Marian Castro, y su hija, Marian Cue, hacían malabares en el puesto que instalaron a primera hora de la mañana en Balmori para no mojarse. A pesar del mal tiempo, Cesáreo Cue se mostraba satisfecho con el resultado de la jornada. «No tenemos queja en lo que a la venta se refiere. Los que vienen están comprando y hemos atendido ya a gente de Cantabria, Arriondas, Cangas de Onís y Llanes». En su puesto, lo más reclamado eran los manzanos, vendidos a precios de entre 7 y 9 euros, así como cerezos, ciruelos, perales, kiwis e higueras, a los mismos precios, y los cítricos (naranjos, limoneros, limas, pomelos y mandarinos), algo más caros, a partir de 12 euros.


Entre la clientela había gente de todo tipo. Adrián Fernández, llegado de Panes, acudía por primera vez. «Vengo a comprar perales y algún manzanu». Entre los compradores veteranos, Mario Torre, quien salió de la feria cargado con tres manzanos y un limonero. «Vivo en San Roque y procuro no faltar a Santa Dorotea ningún año», señaló.


En el otro puesto, el veterano Javier Estrada, de Bedriñana, en Villaviciosa, escanciaba sidra y comía empanada entre venta y venta . Los árboles de su vivero familiar, situado en Peruyera, se vendían a buen ritmo, pese al mal día. Antes del mediodía ya había colocado la mitad de la mercancia. «Venimos desde hace mucho tiempo a Santa Dorotea». Lo más reclamado en su puesto eran los manzanos, en sus diversas variedades (raxao, collao, mingán, raneta pinta, puente del Pilar y durana de Tresali), vendidos a un precio de entre 8 y 10 euros, así como limoneros, que vendia a un precio de entre 12 y 15 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook