Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Patronato adoptará medidas para evitar que Covadonga «sea el parking de los Lagos»

La estancia media de un coche es de 7 horas en un día de máxima afluencia y el 60% de los que llegan se van sin poder aparcar, revela un estudio

Por la izquierda, Adolfo Mariño, Jorge García y José Manuel González, ayer, en la explanada de Covadonga. | M. V.

La comisión técnica designada por el Patronato del Real Sitio y constituida formalmente ayer buscará una solución a corto y medio plazo para que haya rotación de vehículos en el estacionamiento dentro del santuario y evitar así que se utilice como «aparcamiento de los Lagos».

Así lo explicaron las partes tras el encuentro mantenido en Covadonga entre el viceconsejero de Infraestructuras, Jorge García, el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González, y el abad de Covadonga, Adolfo Mariño. La base del trabajo para mejorar la movilidad serán los datos que arroja el estudio encargado por el Ayuntamiento cangués, que analizó con cámaras el comportamiento de los vehículos en la última Semana Santa. Solo el Viernes Santo y aún habiendo un corte en el acceso de casi tres horas, accedieron al lugar entre las seis de la mañana y las diez de la noche 2.342 vehículos, de los que un 59,6 por ciento tuvieron que dar la vuelta en redondo sin poder aparcar. Un porcentaje que se eleva al 93,8 por ciento entre las once y las doce de la mañana.

El Jueves Santo accedieron 1.364 vehículos y el sábado de esa semana 1.884. De ellos no pudieron aparcar el 40,8 por ciento y el 52,1 por ciento, respectivamente. La estancia media de la mayoría en una de las 180 plazas del Santuario –110 están concentradas en el entorno de la explanada– superó las siete horas.

«Esto quiere decir que muchos de los que aparcan aquí van a los Lagos. Existe un plan especial de transporte consolidado que te permite con el mismo billete visitar Covadonga y los lagos desde Cangas de Onís o cualquiera de los aparcamientos», dijo Jorge García apostando por la visita en transporte público en época de máxima afluencia. También indicó que las medidas que se adopten irán destinadas a garantizar la rotación y «minimizar al máximo la experiencia de la gente que tiene que dar la vuelta por no poder aparcar». También seguirán trabajando en soluciones más a largo plazo.

«No puede ser que Covadonga sea el aparcamiento de los Lagos.Tiene que ser para los muchos peregrinos, visitantes y turistas que vienen al real sitio», dijo González, que agradeció la buena disposición de las partes para buscar «la mejor solución posible a corto y medio plazo», tras conocer los datos del estudio.

No se avanzó qué tipo de medidas se estudiarán para limitar el tiempo y evitar estacionamientos largos en Covadonga y tampoco si cabe que sean o no de pago. «Tenemos que dar una solución a la situación actual, sea la que sea y para eso está la comisión técnica», explicó el abad.

Compartir el artículo

stats