Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La demanda de un taxista amenaza con tumbar el sistema de descansos del sector

El juzgado estudia adoptar medidas cautelares para anular unos turnos que el Ayuntamiento sopesa dejar ya sin efecto de forma preventiva

Una parada de taxis de Oviedo.

Una parada de taxis de Oviedo.

El sector del taxi podría volver a funcionar con normalidad a partir del sábado. Taxistas y Ayuntamiento acordaron hace un mes un sistema de descansos para paliar la caída de los servicios a causa de la pandemia. Pero uno de los trabajadores descontentos ha recurrido la medida ante los tribunales y trata de paralizar de forma inminente los turnos con la petición de medidas cautelares. Antes de que el juez del contencioso número 4 de Oviedo resuelva esta solicitud –lo que podría tardar una semana– el Ayuntamiento se plantea hacerlo ya de forma preventiva, a sugerencia de los abogados municipales.

En resumen, los taxistas ovetenses estarán en vilo tres veces. Una hoy, cuando se conozca la decisión del Ayuntamiento. Otra cuando el juez se pronuncie sobre las medidas cautelares solicitadas en el recurso y, la última, cuando se resuelva el pleito.

Las asociaciones mayoritarias en la ciudad –Asotaxi y la Federación Asturiana del Taxi– pactaron hace un mes un sistema que se aprobó por mayoría en una votación, aunque un cuarenta por ciento de los trabajadores se mostraron contrarios a los nuevos turnos. Este reparto contempla que 104 vehículos de los 312 que hay en la ciudad descansen de lunes a viernes, mientras que los fines de semana sean solo 104 taxis los que trabajen cada día.

El recurso interpuesto por el taxista solicita unas medidas cautelares que significarían la revocación del nuevo calendario antes de que el juez dé su veredicto. Ante esta petición, los abogados del Ayuntamiento remitieron ayer un escrito al área de Seguridad Ciudadana donde recogen la doctrina del Supremo al respecto y recomiendan, así, que el Ayuntamiento suspenda de forma preventiva el calendario hasta que el juez se pronuncie sobre las medidas cautelares.

Compartir el artículo

stats