Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local sancionará con 200 euros el uso de bicis y patinetes en zona peatonal

El Ayuntamiento, que sigue con el proyecto del carril bici, espera a la DGT para publicar su ordenanza de vehículos de movilidad personal

Un repartidor pasa en patinete eléctrico por la plaza de Riego. | Irma Collín

Un repartidor pasa en patinete eléctrico por la plaza de Riego. | Irma Collín

Cada vez las denuncias son más frecuentes, dicen fuentes de la Policía Local. En los últimos meses los usuarios de bicicletas y patinetes (lo que en tráfico denominan VMP, vehículos de movilidad personal) han conquistado las zonas peatonales: aceras, plazas y parques. Según los policías destacan las denuncias por exceso de velocidad en calles en las que, incluso, está restringida su circulación. Y ponen el foco en un colectivo concreto: los repartidores de comida a domicilio, que cuentan cada vez con mayor presencia en las calles. Por esto, explican, desde el servicio de Seguridad Ciudadana comenzarán mañana con una campaña “de control estricto de la normativa”, lo que se traducirá en sanciones para los incumplidores. El uso de un patinete eléctrico por las aceras será sancionado con multas de hasta 200 euros, lo mismo que si se usa el teléfono o auriculares, si no se lleva casco o se aprecia una conducción negligente.

En la plaza del Ayuntamiento, los policías locales que custodian la Casa Consistorial suelen advertir a los usuarios de patinetes que no pueden circular por una plaza que está peatonalizada, que deben bajarse del vehículo para recorrerla. Normalmente, los usuarios dicen desconocer la normativa. Por ello, los agentes también quieren lanzar una campaña de información.

El concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Prado dice que la premisa es muy sencilla: “La acera es de los peatones”. Actualmente, Oviedo carece de una ordenanza específica para el uso de los nuevos vehículos de movilidad personal. Desde la concejalía explican que están a la espera de un desarrollo inminente de la normativa de la Dirección General de Tráfico para ultimar los detalles de un texto que ya tienen muy avanzado desde hace tiempo. Junto a esta normativa, Seguridad Ciudadana continúa desarrollando su proyecto para el carril bici que una toda la ciudad. La idea es cerrar todos los detalles de un plano general del trazado y, con ese documento, comenzar a ejecutar los trabajos por barrios e ir extendiendo el carril bici progresivamente por toda la ciudad. En un primer momento se planteó incluir el proyecto en las peticiones a Bruselas de los fondos Next Gen, pero esa idea se ha aparcado y el trazado se planea financiar con fondos municipales.

Prado asegura que la campaña hará especial hincapié en los repartidores. Su voluntad no es que desaparezcan porque “ayudan a la economía”, pero sí que se les exigirá que cumplan con la normativa que se empezará a aplicar “a rajatabla”. A ojos del edil, tanto los usuarios de bicis y patinetes como los agentes se han relajado en el cumplimiento de la medida y la imposición de sanciones, pero la sucesiva llegada de quejas de vecinos hará que cambie la tendencia. A partir del lunes Policía Local se pondrá estricta con el cumplimiento de las normas hasta que publique su ordenanza y ultime el desarrollo del carril bici que pretende pacificar el tráfico de nuevos vehículos por la ciudad.

El desarrollo del carril bici en Oviedo, al margen del proyecto integral, irá desarrollándose con las nuevas obras que ya hay proyectadas. La urbanización del plan del Cristo incluye un gran trazado peatonal y ciclable en los terrenos que hoy ocupa el viejo HUCA. Lo mismo que se pretende hacer en los proyectos del bulevar de Santullano. Allí se urbanizarán los terrenos de acuerdo con las nuevas tendencias de movilidad sostenible. La pretensión de las concejalías de Seguridad Ciudadana e Infraestructuras es llegar a conectar zonas en desarrollo como estas con el resto de la ciudad. La idea inicial era empezar a construirlo durante 2021, pero parecer que el proyecto se intentará incluir en el presupuesto de 2022. Como ya han adelantado varias veces desde las áreas implicadas, las zonas por las que se empezaría la construcción serían Colloto y La Florida y, desde allí, empezar a tejer una red hasta llegar al centro de la ciudad.

En 2030, las ciudades europeas tienen que reducir sus emisiones al mínimo por mandato de Bruselas y Oviedo quiere cumplir. La Policía Local apunta que no le está declarando la guerra al transporte limpio, sino a su mal uso durante la etapa de transición en la que no se cuenta con un espacio destinado únicamente para estos vehículos. En un primer momento, los planes del carril bici, cuyo diseño más ambicioso cuenta con cien kilómetros de rutas, pasan por una red básica de unos veinte kilómetros que comunique los barrios con la ciudad. Hasta entonces, los usuarios de bicicletas y patinetes deberán circular junto al resto de vehículos: por la calzada.

Compartir el artículo

stats