Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alta factura de la luz dispara la demanda de paneles solares en las comunidades de vecinos

El Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado ya bonificaciones por valor de 1,5 millones para facilitar la instalación de esta fuente de energía

Un edificio en el barrio de Prado de la Vega con varios paneles solares en su tejado. José Luis Salinas

La elevada factura de la luz de los hogares, como consecuencia de la crisis energética que desde hace un año azota a Europa, ha empujado a muchas comunidades de vecinos de Oviedo a tener que mirar hacia arriba, al sol. Allí, muchos propietarios están encontrando algo de alivio en el recibo energético. Los administradores de fincas y el propio Ayuntamiento reconocen que desde hace unos meses para acá está habiendo lo que califican como un "boom" de solicitudes para instalar paneles solares en los techos de los edificios que pueblan la capital asturiana. Buscan un alivio económico. 

Pero el de la elevada factura por encender la luz con la que se han encontrado muchos propietarios estos meses atrás no es el único motor que está propulsando esta tendencia. El otro es que el propio Ayuntamiento de Oviedo incrementó en 2021 las bonificaciones para instalar este tipo de paneles en los tejados. Ahora son mucho más jugosas que antes. El concejal de Economía, Javier Cuesta, reconoce que desde que hubo esa modificación "la curva de peticiones" para instalar paneles solares en los tejados se ha incrementado notablemente. Lo constata también el vicepresidente del colegio de administradores de fincas de Asturias, Juan Carlos Bachiller. "Hay bastante demanda. Llevo desde la pandemia informando y proponiendo este asunto a las juntas de las comunidades de propietarias y algunas que al principio no estaban interesadas, ahora sí que lo están", asegura. El ahorro que pueden conseguir es un importante aliciente. 

Tirando de cifras, Javier Cuesta apunta que se han dado ya bonificaciones a las comunidades de vecinos ovetenses por valor de un millón y medio de euros. "Supone un coste en recursos, pero, al final, ganas en eficiencia energética y se fomenta la inversión en una tecnología que está en pleno crecimiento. Y estamos viendo que solamente con un incentivo bien orientado se están obteniendo buenos resultados", señala. 

Hace unos días la conocida como Fundación Renovables –un "think tank" formado por profesionales dedicados al fomento de las energías poco contaminantes– elaboró un estudio para analizar cómo eran las bonificaciones que los Ayuntamientos españoles están ofertando para que las comunidades de vecinos que aún tengan dudas se decanten. En ese estudio, Oviedo –y, en general, el resto de grandes municipios de la región– sale reflejado como uno de los que más bonificaciones ofrece de España. En el caso concreto de la capital asturiana, explica Cuesta que las comunidades que den el paso hacia la energía solar gozan de una exención del 50% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) –un buen pico–durante cinco años. "Lo que hicimos", apunta el concejal, "fue cambiar la ordenanza fiscal para que tuviera dos impactos. Por un lado, buscábamos que fuera atractiva para las comunidades de vecinos; y, por el otro, queríamos que se consiguieran los objetivos de eficiencia energética". Porque precisamente el de reducir las emisiones contaminantes que se expulsan a la atmósfera es el otro de los grandes objetivos de esta mudanza hacia unas fuentes de energía más limpias y respetuosas con el medio ambiente. El objetivo se está cumpliendo. La demanda de las comunidades de vecinos no para de subir. Como la espuma. 

Bachiller reconoce que este tipo de bonificaciones que están planteando ayuntamientos como el del Oviedo para promover la instalación de paneles solares van en la buena dirección. Por varias razones. "La bonificación no es una subvención, por lo que plantea muchos menos problemas a la hora de hacer la declaración de la Renta", destaca. De hecho, suele ser inocua a los ojos del Fisco. "También permite completarla con otro tipo de ayudas regionales o nacionales", apunta. Puede incluso darse la circunstancia, explica Bachiller, "que una obra que te cuesta cien, entre bonificaciones y subvenciones se pueda poner en marcha sin ningún tipo de coste".

De la misma opinión es el delegado en Asturias de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), Javier Fernández Font, que asegura que "desde la asociación somos partidarios de este tipo de ayudas antes de subvenciones directas a los proyectos, siempre se defendió que las ayudas deberían ir a los propietarios de las viviendas mediante desgravaciones fiscales".

Las ayudas en Oviedo para instalar paneles solares son de las más altas de todo el país

decoration

No obstante, Oviedo –y por extensión toda Asturias– tiene una serie de peculiaridades que están provocando que el sector solar esté arrancando a una velocidad menor que en otras comunidades. El Principado es la región española con menores índices de radiación solar, aunque ésta es muy superior a países que tienen muchas menos horas de luz solar como Suecia, Dinamarca o Alemania. En todos ellos, la industria solar está hiperdesarrollada. Mucho más que en España. Ese dato lleva al sector a defender que el Principado es una comunidad muy rentable para instalar placas solares. Tanto es así, que el número de empresas que están encontrando negocio al calor del sol está creciendo con fuerza desde hace un tiempo. En Oviedo tienen sede varias de ellas que, además, son punteras a nivel nacional e internacional. Otra cuestión a tener en cuenta es que la inversión que tienen que realizar las comunidades de vecinos para poner estos paneles en los tejados de sus viviendas suele ser importante, aunque quede amortiguada a base de ayudas y de subvenciones. Por ejemplo, una instalación solar con diez módulos –de un tamaño más o menos mediano– puede alcanzar, de media, los 6.600 euros. 

Sobre el hecho de que las bonificaciones en Oviedo sean mucho más altas que en otras ciudades españolas, Javier Fernández Font agrega que es algo lógico. "Las cantidades aquí son más elevadas, lo que nos parece acertado habida cuenta de que Asturias tiene muchas horas de sol que otras comunidades autónomas", asegura, "si se da la oportunidad de que a través de ayudas se pueda hacer que las instalaciones solares sean más rentables en Asturias son decisiones políticas que sin duda aplaudimos". 

A no mucho tardar los expertos auguran que el uso de las placas solares para alimentar edificios será algo completamente normal. El de meterle un buen tajo a las emisiones contaminantes del sector residencial es, de hecho, uno de los grandes objetivos de la Unión Europea dentro de sus planes de descarbonización. Juan Carlos Bachiller aventura que no será inusual que "dentro de poco veamos fachadas ventiladas cuyos paneles serán fotovoltaicos para captar la luz del sol". Y agrega: "Tiene su lógica porque, aunque el panel en esa posición pueda tener menos rendimiento hay mucho más espacio para colocar más". 

Entre las comunidades de vecinos ovetenses no solo está repuntando la demanda para instalar paneles solares en los tejados, también está creciendo con bastante soltura la demanda de obras de rehabilitación para mejorar la eficiencia energética de los inmuebles en general. La obra estrella en este caso es la de la instalación de fachadas ventiladas, que también traen consigo un ahorro en la factura de la luz. "El problema es que hay un atasco para hacer este tipo de obras porque no hay profesionales, no hay mano de obra", apunta Bachiller. Ahora, reconoce, se están viendo más trabajos de rehabilitación en Oviedo que en Gijón. Pero eso tiene una explicación. La capital asturiana partía de más atrás. Durante años este tipo de trabajos habían estado prácticamente parados. Ya no. Ahora van cogiendo bastante ritmo. Y eso que el espectacular incremento del precio de los materiales durante los últimos meses había retrasado algunas obras y había paralizado muchas otras.

Compartir el artículo

stats