Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los conciertos de San Mateo: La Ería sonó más que el Camp Nou al ritmo de "Estopa"

Los hermanos Muñoz reclutan en Oviedo a un coro de 9.000 almas para entonar sus éxitos de 23 años

29

Estopa repasa en San Mateo sus 23 años de éxitos

"Hay más ruido que cuando Figo fue al Camp Nou". David Muñoz no ocultó su sorpresa tras ver cómo durante algo más de cinco minutos un coro de unas 9.000 personas empequeñecía su potente voz cantando a grito pelado al mismo tiempo que saltaban en masa y rasgaban guitarras imaginarias. Y lo comparó con la enorme pitada que el campo del Barcelona le propinó a su ídolo Luis Figo cuando volvió con el Real Madrid convertido en un traidor.

El inicio fue fácil en la Ería. El mayor de los Muñoz y su hermano Jose sólo tuvieron que entonar "Tu Calorro" para meterse en el bolsillo al público del concierto más millenial de las fiestas de San Mateo.

"Estopa" llegó, entusiasmó y venció por goleada a los pies del Tartiere con un repaso de dos horas a sus 23 años de exitazos, convertidos en algunos casos como "Partiendo la pana" o "La raja de tu falda" en auténticos himnos para una legón de fans que no ha dejado de crecer desde sus inicios, en 1999.

Jose calentó al público con un sonoro "Puxa Asturias" justo después de que David expresase las muchas ganas que tenían de volver a Oviedo. El baño de masas comenzó casi 20 minutos después de la hora prevista y aun así, no fue hasta la quinta canción, "Vacaciones", cuando el mayor de los "Estopa" detectó que las enormes colas ya no estaban: "Parece que ya han entrado todos".

La Ería sonó más que el Camp Nou

El buen tiempo ayudó y la multitud desbordó la enorme carpa de La Ería, en forma de caparazón, bajo la que media docena de músicos derrocharon su calidad durante los pequeños descansos que los artistas catalanes concedían a sus gargantas.

Fue tras uno de esos respiros cuando lo petaron. "El del medio de los Chichos" retumbó hasta el Naranco acompañado de un "skyline" a la altura del escenario que alternó miles de palmadas y móviles haciendo fotos y vídeos que la gente era incapaz de subir a las redes por la saturación de la conexión.

Entre canción y canción, los padres de la rumba catalana moderna tuvieron tiempo a hacer gracias fáciles capaces de arrancar carcajadas ante un respetable ultrageneroso, lanzar proclamas antibelicistas y dedicar temas a su difunta abuela o a Fito Cabrales, de Fito y los Fitipaldis, al que no tuvieron en esta ocasión para entonar "Camiseta de rock and roll"

Al cierre de esta edición los temazos de los Muñoz seguían retumbando en el recinto de La Ería, que anoche, 17 de septiembre de 2022, rugió más que el estadio de fútbol más grande de España, con la décima parte de su aforo. Palabra de "Estopa".

Compartir el artículo

stats