Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos ocupantes de un coche, de 88 y 68 años, sobreviven pese a caer 150 metros en Bendones (Oviedo)

El vehículo patinó con aceite, dio una vuelta de campana y terminó contra un árbol | La copiloto octogenaria está grave a causa de los golpes

El coche accidentado.

Dos ocupantes de un vehículo, una mujer de 88 años que iba de copiloto y un conductor de 68 años, volvieron a nacer este viernes tras despeñarse desde 150 metros por una ladera de la carretera que conecta San Esteban de las Cruces con Veguín, situada a la altura de Bendones. La octogenaria, A. M. H., se encuentra en estado grave a consecuencia de los golpes derivados de un siniestro muy aparatoso. El vehículo se salió de la vía supuestamente causa de una mancha de aceite, saltó el quitamiedos y dio una vuelta de campana antes de impactar contra un árbol de grandes dimensiones. El conductor, M. P. R., resultó herido leve.

Los hechos tuvieron lugar en torno al mediodía. El turismo, un Chevrolet de color gris, circulaba desde Oviedo en sentido a Veguín cuando el conductor perdió el control del mismo en el punto kilométrico número 2 de la carretera AS-354, en un lugar muy próximo al arroyo de Bendones. Todo apunta a que el turismo impactó contra el quitamiedos y salió volando, dando un giro por el aire hasta ser detenido por un árbol contra el que chocó con la parte trasera.

En la imagen, el lugar del accidente con el coche junto al árbol y los bomberos en la carretera; en el detalle, un bombero junto el vehículo. | LNE

Los testigos apuntan a que la copiloto, la ocupante peor parada, sufrió un fuerte golpe en la cabeza, así como en el tórax, que le habría afectado a varias costillas. Si bien el conductor pudo salir por su propio pie con algunas heridas de poca consideración, la mujer fue excarcelada del vehículo por los efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de Oviedo, los cuales tuvieron que descender ladera abajo para auxiliar a las víctimas.

Difícil acceso

Ambos afectados fueron trasladados en ambulancia al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde la mujer de 88 años permanece ingresada sometiéndose a los pertinentes tratamientos de sus heridas a la espera de su evolución. El vehículo permanecía ayer por la tarde todavía en el lugar del accidente, pues al encontrarse en un sitio de difícil acceso su rescate precisará de la utilización de una grúa especial.

En el siniestro actuaron, además de los bomberos, efectivos de la Guardia Civil desplazados hasta la zona tras recibir varios avisos de personas que se encontraban en las inmediaciones cuando se produjo el aparatoso accidente. Las labores de rescate obligaron a cortar temporalmente y desviaron en la medida de lo posible el tráfico por rutas alternativas, resultando afectados varios conductores que, en algunos casos, ofrecieron su ayuda para tratar de atender a la mujer malherida mientras llegaban hasta el lugar los equipos sanitarios.

Compartir el artículo

stats