Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alba Ventura Pianista, actúa este sábado en el ciclo CIMCO

"El patrimonio musical español es tremendo, tiene muchísima calidad"

"Volver a Oviedo siempre es una fiesta, aquí los músicos nos sentimos arropados y apreciados"

La pianista Alba Ventura. MARC J HORNE

La pianista barcelonesa Alba Ventura protagoniza, junto a la violinista Lina Tur Bonet, el próximo concierto del Ciclo Interdisciplinar de Música de Cámara de Oviedo (CIMCO), este sábado (20.00 horas) en la sala de Cámara del Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo. Bajo el título "Aire español", Ventura y Bonet interpretarán un programa que incluye obras de los españoles Manuel de Falla, Eduardo Toldrá, Enrique Granados y Joaquín Turina, y del francés Maurice Ravel. La poeta ovetense Yasmina Álvarez completará la propuesta leyendo versos en directo.

–¿Qué se va a encontrar el público que acuda al Auditorio?

–Será un concierto con un repertorio con aires españoles, con un punto folclórico en algunas de las piezas y con grandísima calidad. Hay cierto aroma francés, con Ravel pero también los compositores españoles, que como Granados o Falla pasaron por París y conocían la manera de componer de allí. Es un programa con música muy atractiva, y hay un poquito de todo.

–Lander Etxebarria, a la viola, y Maximiliam von Pfeil, al chelo, se unirán a ustedes para el "Cuarteto con piano op. 67" de Turina.

–El cuarteto de Turina es precioso, nunca lo había tocado. Fue una propuesta del ciclo, de su programadora (Cristina Gestido) y desde un primer momento vimos que iba a encajar muy bien en el programa.

–¿Cómo encaja la colaboración de la poeta Yasmina Álvarez?

–Es otra aportación del ciclo y creo que va a ser algo muy bonito, muy evocador. Tanto Lina como yo estamos deseando empezar los ensayos, porque va a ser una experiencia y un descubrimiento para nosotras. Colaborar con Lina es siempre una gozada, es una músico como la copa de un pino, nos llevamos muy bien a nivel de sensibilidad y carácter, en lo musical y en lo personal.

–El programa sirve además para reivindicar el patrimonio musical español, que a veces ha estado algo maltratado, ¿no cree?

–Muchas veces, aunque hoy en día menos. Pero es una música de grandísima calidad, y el hecho de que tenga un poco de aroma folclórico en algún momento no es algo que la desmerezca, al contrario. Cuando hablamos de la música centroeuropea de aquellos años también mamaban mucho de las músicas populares: es una cuestión de herencia cultural. Creo que es un patrimonio tremendo.

–Viene a tocar a Oviedo, una ciudad con mucha tradición.

–Y se nota. Todos los días tienen algún concierto o algo, es un no parar. Siempre que he tocado en Oviedo me he sentido muy arropada y muy apreciada. Volver a Oviedo siempre es una fiesta.

–El ciclo CIMCO, con ese carácter interdisciplinar e innovador, ha sufrido algunas críticas.

–Cuando ofreces cosas que son un poquito diferentes siempre habrá gente a la que le va a entusiasmar y habrá otros a los que no. Pero lo más importante es que tenga una coherencia. Yo creo que este programa va a gustar a la gente de Oviedo, pero al final lo importante es que presentes tu trabajo con toda la honestidad, las ganas y el respecto a lo que haces.

Compartir el artículo

stats