09 de marzo de 2017
09.03.2017

Un dilema con Borja

Hierro tendrá que decidir si mantenerlo de pivote, donde mejor ha rendido, o situarlo de enganche y jugar con un solo delantero

09.03.2017 | 01:45
Un dilema con Borja

Hace ya un tiempo que en el Oviedo los dilemas y los marrones que existen son "benditos". Así le gusta llamarlos a Fernando Hierro, a saber: contar con todos los futbolistas para un partido, cero jugadores en la enfermería o que un futbolista lo haga tan bien en una posición que sea difícil cambiarlo a otra.

Esto último es lo que ocurre aquí y ahora con Borja Domínguez, un futbolista que está convenciendo a pasos agigantados. La zurda del gallego es algo así como la luz que faltaba en el centro del campo azul, esa referencia reclamada desde tiempo ha por la hinchada. Llegó el último día de enero, al final del mercado, procedente del Córdoba. Jugó unos minutos a los pocos días contra el Mallorca y desde entonces es titular indiscutible: Mirandés, Getafe, Reus y Cádiz. Lleva un mes en el once, el mes en el que el equipo ha dado un paso definitivamente un paso adelante.

El dilema ahora es dónde se situará en el campo: si en Miranda (0-2) y ante el Getafe (2-1) jugó de enganche, por detrás de Toché, arropado por dos pivotes. También salió en esa posición de inicio en el 1-1 de Reus, pero en el descanso de aquel partido retrasó su posición a la zona de creación. El Oviedo reaccionó en Reus tan bien con Borja a los mandos que el gallego repitió posición frente al Cádiz en el Tartiere de inicio. El sábado fue uno de los mejores, especialmente en la segunda mitad.

Él siempre dice que su posición es la de pivote pero que se adapta a lo que le pida Hierro. Y sucede que el malagueño no puede contar esta vez con Linares y está obligado a hacer al menos un cambio en la alineación. De la posición de Borja Domínguez dependerá el dibujo en Soria. Si vuelve a la media punta, el equipo azul volvería al 4-2-3-1 con Toché arriba. En el medio se disputarían dos plazas Erice, Torró (de vuelta tras la sanción) y Rocha. La otra opción, la más ofensiva, es que Borja siga en el doble pivote y el técnico apueste por Michu de enganche. Pereira, que lleva cinco jornadas fuera, también espera su oportunidad. El de Borja es otro "bendito dilema", de esos que aparecen cuando las cosas van bien, como es el caso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine