11 de mayo de 2017
11.05.2017
La cantera azul

El Oviedo B pelea hasta el final

"Estoy muy contento por la actitud de los chavales, que han mejorado mucho, y por el juego que hemos realizado", dice el entrenador del filial azul

11.05.2017 | 01:39

Al Oviedo B le falta un partido para concluir la temporada. Los de Luis Arturo recibirán el domingo (El Requexón, 17 horas) al Urraca ya sin opciones de alcanzar la cuarta plaza que les clasificaría para disputar la promoción de ascenso a Segunda B, una lucha en la que se mantuvieron hasta la pasada jornada.

El técnico del filial azul hace un balance muy positivo de la temporada que está a punto de concluir. Mantenerse en ese pelea con los equipos de arriba ante rivales tan fuertes como los que había esta temporada en Tercera y que han alcanzado una puntuación tan alta (el Sporting B tiene en estos momentos 89 puntos) hace a Luis Arturo mostrarse "muy contento por el rendimiento en cuanto a puntos y por el juego" que ha desplegado su equipo.

La temporada comenzó con un Oviedo B que buscó la solidez defensiva, con la que logró sumar nueve partidos seguidos sin encajar gol. "Era un equipo con mucha gente nueva y con gente de la casa. Lo hicimos muy bien, nos mantuvimos nueve jornadas sin recibir goles y, quitando diciembre, mes en el que tuvimos bajas importantes y en el que pegamos un bajón, fuimos jugando cada vez mejor. Empezamos a jugar con tres centrales y hacer un fútbol atractivo. Estoy también muy contento por la actitud de los jugadores", explica el técnico.

En el equipo había dieciséis jugadores que llegaban de las categorías inferiores del club, otro de los objetivos que se ha ido marcando esta cantera en la que está al frente Roberto Robles, que está desarrollando una metodología que lleva a decir a Luis Arturo que "el Oviedo ahora mismo es un club diferente a los demás". El entrenador también quiere agradecer la labor de la gente que ha trabajado con él, especialmente la de su segundo, Oli, del que dice "es un entrenador de primer nivel y una persona extraordinaria". El no haber alcanzado la promoción de ascenso duele porque lo tuvieron cerca, pero la trayectoria del equipo hace que el técnico se fije en otros detalles que para él son más importantes: "La evolución individual que han tenido los chavales desde el inicio al final de la temporada ha sido increíble". La clave, para él, ha sido la exigencia que han tenido: "Cuando te exigen, mejoras", añade. Además, el entrenador admite que "varios jugadores de este filial pueden llegar al primer equipo para quedarse".

A Luis Arturo le toca ahora sentarse a hablar con Roberto Robles para ver si llegan a un acuerdo para seguir la próxima temporada. La disposición del entrenador es buena: "Yo estoy encantado en el Oviedo y si hay voluntad por todas las partes se puede llegar a un acuerdo. Llevo mucho tiempo viendo cómo trabajan muchos equipos, pero en ningún sitio se trabaja como aquí. Todo el mundo sigue un mismo método, una misma idea y así es más fácil trabajar". El próximo objetivo para el filial será dar un pequeño paso más y meterse en la lucha por el ascenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook