Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo y Levante pelean por llevarse a Sergi Enrich y Joni Montiel

El club granota le ofrece más dinero al nueve, pero la influencia de Bolo puede ser decisiva para que vista de azul | El media punta quiere volver cedido pero aún no hay acuerdo: El Rayo exige una mayor aportación de su ficha

Sergi Enrich, con el Eibar. Efe

El Oviedo quiere darle un salto de calidad a su foco ofensivo y acelera para cerrar dos llegadas: Sergi Enrich, en propiedad, y Joni Montiel, mediante una cesión. Las sensaciones de la entidad azul son buenas pero sendas operaciones presentan un peligro evidente: el interés del Levante en ambos jugadores. Mal socio para pelear en una negociación: el conjunto valenciano, en su condición de equipo que procede de Primera, cuenta con la ayuda por el descenso y tendrá uno de los tres topes salariales más altos. Pero Tito y Bolo lo tienen claro: quieren a Enrich y Montiel en su Oviedo.

Ambos casos cuentan con ciertos paralelismos. Contra el músculo económico del Levante, el Oviedo tira de un condicionante más emocional. Con Enrich, el factor Bolo, su entrenador el pasado curso en Ponferrada, puede ser decisivo para vestirse de azul; con Montiel, la insistencia del media punta por repetir experiencia en el Tartiere.

Enrich, el reclamo está en el banquillo

Hay una frase que atribuyen a Jon Pérez Bolo en sus últimos días en Ponferrada. “Donde vaya, me llevo a Enrich”, dicen desde su círculo más cercano que expresó el técnico. Así que no es de extrañar que en sus primeros encuentros con Tito el nombre del delantero se pusiera encima de la mesa. El deseo es recíproco: también Enrich se sentiría feliz a las órdenes de Bolo. Pero hay que cuadrar el tema económico. Ahí es donde entra en juego el Levante, con mayor capacidad económica que los azules.

Joni Montiel. | Juan Plaza

Oviedo y Levante son en estos momentos las dos ofertas que valora Enrich, dispuesto a no alargar la incertidumbre sobre su futuro y decidir dónde juega cuanto antes. El ariete también ha sido sondeado por otros equipos de Segunda, sin propuesta concreta hasta la fecha, y también ha sido tentado por clubes del extranjero, aunque su deseo es seguir en España. Por eso, salvo la irrupción de otro club en las negociaciones, el delantero parece dispuesto a elegir entre el Oviedo y el Levante.

La principal dificultad que encuentra el equipo azul es el alto caché del balear. Lo del año pasado en Ponferrada, donde se bajó de forma considerable sus emolumentos, fue una excepción en su trayectoria de los últimos años. Enrich llegó a El Toralín tras frustrarse su llegada al Schalke 04 en pleno septiembre. Al encontrarse libre, la Ponfe pudo cerrar su llegada , ya comenzada la Liga. ajustándose a los estrechos márgenes del límite salarial.

Ahora, y una vez cumplida su etapa en El Toralín, el delantero entiende que quiere afrontar nuevos retos, y señala la competición española como la deseada para seguir compitiendo. El Levante le pone un contrato más suculento sobre la mesa, pero el Oviedo tira de Bolo para equilibrar la balanza. En todo caso, el balear no quiere alargar mucho más la espera para tomar la decisión definitiva.

Enrich Efe

Menos de 50.000 euros separan a Montiel del Oviedo

En el caso de Joni Montiel se repiten los protagonistas, Oviedo y Levante, y, con ellos, los peligros para los azules: la mayor capacidad económica de los valencianos. En esta negociación, el problema radica en la negociación entre clubes: el Levante está dispuesto a soportar una mayor parte del contrato de Montiel en el Rayo Vallecano, que ya ha decidido que le dará salida en forma de cesión la próxima temporada.

Pero el deseo del futbolista también debe ser tomado en cuenta. Y este es el de repetir la experiencia en el Oviedo, donde actuó el curso pasado a préstamo y, aunque le costó entrar en el once de Ziganda, acabó siendo decisivo en los mejores meses del equipo en el tramo final.

El club azul y el Rayo negocian desde hace días sin que se haya alcanzado, de momento, un acuerdo. La discrepancia está en la cantidad que el Oviedo debe asumir de la ficha del media punta. Fuentes cercanas a la negociación señalan que esas diferencias son menores a los 50.000 euros, una cantidad asumible, pero la postura del club carbayón no se ha movido en los últimos días.

La aparición del Levante en el escenario complica un desenlace feliz para el Oviedo. El club granota ofrece al Rayo cubrir una parte más importante del sueldo del futbolista. Montiel, sin embargo, mantiene su postura de querer repetir otro año con el Oviedo, aunque la última palabra deberá consensuarla con su club.

Compartir el artículo

stats