Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iceta dejará en manos de la justicia una intervención de la Fundación Selgas

El ministro de Cultura reclama “información completa” a los gestores del patrimonio de la quinta de El Pito para ver si hay “algun tipo de irregularidad”

La obra “Aníbal vencedor”, de Goya, hoy en Museo del Prado.

El Ministerio de Cultura dejará en manos de la justicia una eventual intervención de la Fundación Selgas-Fagalde si aprecia algún tipo de irregularidad en la información que ha demandado a los gestores del importante patrimonio articulado entorno al palacete de El Pito (Cudillero). Así lo anunció ayer en el Congreso el ministro Miquel Iceta, tras ser preguntado por el diputado de Foro, Isidro Martínez Oblanca.

Iceta no hizo ningún tipo de valoración sobre la situación de la Fundación Selgas-Fagalde, que se ha colocado en el centro de la polémica después de que LA NUEVA ESPAÑA desvelase, en diciembre pasado, que pretendía deshacerse de una Inmaculada del Greco, una de sus joyas pictóricas, para venderla al museo de Budapest, operación que fue finalmente abortada por el ministerio de Iceta. Posteriormente se conoció que la entidad, acuciada por sus malos resultados económicos, había vendido por 3 millones (la mitad del valor consignado en su balance) el cuadro de Goya “Aníbal vencedor” a la Asociación de Amigos del Prado. Este periódico desveló también que la Fundación había invertido 1,8 millones de euros en participaciones de la empresa del presidente de la entidad, el abogado Gregorio Peña Varona. También ha trascendido que la Fundación adquirió el hotel de Sevilla que se convirtió en fuente de sus problemas económicos a un compañía en cuyo consejo de administración se sentaba el propio Peña Varona.

El gobierno autonómico pidió el pasado 2 de septiembre al Protectorado de Fundaciones –un departamento dependiente del Ministerio de Cultura– la intervención de la Fundación Selgas y ayer el ministro Iceta puntualizó que esa intervención correspondería a los jueces. “Lo que hemos hecho como Protectorado de la Fundaciones es que nos den información al respecto. Si esa información no es completa o de ella se derivara algún tipo de irregularidad o de responsabilidad concreta no dude que pediríamos la intervención de la fundación que, en cualquier caso sólo, puede ser acordada por el poder judicial”, precisó Iceta.

El ministro incidió en que la Fundación Selgas, en cuyo patronato están el Principado, el alcalde de Cudillero y representantes de la Iglesia y la Universidad de Oviedo, “es una fundación privada”. En relación a la venta del Goya a los Amigos del Prado, Iceta apuntó que “si esa transacción se ha efectuado en pleno respeto a nuestras leyes, el Gobierno no podrá objetar en absoluto”. El Ministro de Cultura, tras las preguntas de Martínez Oblanca sobre la venta de ese lienzo por debajo se su valor de tasación, matizó que “ese cuadro estuvo en depósito del Museo del Prado como diez años; la fundación resulta que lo puso a la venta hace tres pidiendo unos precios que no consiguió y finalmente se produce esa transacción”. Tras estas afirmaciones, el Ministro se limitó a insistir en que si aprecian irregularidades “no dudaremos un solo instante en llevar (el asunto) a la justicia”.

En su pregunta al Ministro y posterior intervención de réplica, Martínez Oblanca habló de “despojo artístico” a Asturias y afirmó respecto al Goya que “su propiedad y sitio debe de estar en Asturias. Para disfrute de todos los españoles, pero en Asturias”.

La consejera Piñán explicará en la Junta el próximo miércoles su actuación en el caso

La consejera de Cultura del Principado, Berta Piñán, comparecerá el próximo miércoles día 22 en la Junta General del Principado, para explicar su actuación como integrante del patronato de la Fundación Selgas-Fagalde y, en concreto, su voto favorable a la venta de las dos joyas pictóricas de esa entidad, un Goya y un Greco. Piñán no asistió el pasado mes de noviembre a la reunión del patronato donde se acordó la venta de las obras, pero delegó su voto en el presidente de la entidad, Gregorio Peña Varona. Éste lo usó para completar la unanimidad del patronato en torno a ejecutar esas ventas con el objeto de hacer frente a las pérdidas de la Fundación y especialmene a un eventual cierre del hotel de Sevilla, la gran inversión inmobiliaria de la entidad (destinada a sufragar los gastos de la quinta de El Pito) y también el origen de sus problemas económicos. Piñán rechazó públicamente la operación, tras develarse en LA NUEVA ESPAÑA las ventas de este patrimonio pictórico. El Gobierno regional la arropó y declaró que Gregorio Peña Varona había “traicionado” a Piñán. Por su parte, José Luis López de la Cuesta, patrono-director de la Fundación, en una nota remitida a este periódico subrayó que la venta del Goya se había abordado “en once reuniones” del patronato, que consideró que la mejor decisión era venderlo”.

Los datos

Vender las joyas. La Fundación Selgas, en vista de su situación económica, decidión la venta de sus dos cuadros principales, el Goya “Aníbal vencedor” y una Inmaculada Concepción de El_Greco, que se encontraban en la quinta de El Pito cuando se creó la entidad. De hecho, el Goya fue hallado allí e identificado correctamente en 1993 por Jesús Urrea.

Excluidos por “declaración”. En el patronato de noviembre pasado, todos los miembros del órgano de gobierno de la Fundación Selgas-Fagalde apoyaron una declaración por la cual en adelante se considería que tanto el Goya como el Greco no formaban parte de la dotación fundacional de los Selgas. De esta manera se sorteaba el precepto básico de los estatutos: que la fundación fue creada con el único objetivo de mantener la integridad del palacio de El Pito, de sus jardines y de la colección artística allí albergada.

Compartir el artículo

stats