Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco millones de españoles afectados

Guía sobre la migraña: se debe acudir al médico tras el primer dolor incapacitante

Los especialistas explican causas, síntomas y tratamientos de la enfermedad que se manifiesta con un dolor de cabeza intenso o grave y es de las más discapacitantes del mundo

Imagen del Migraine Adaptive Brain Center, del Hospital Vall d’Hebron, inaugurado en octubre de 2019. ELISENDA PONS

Unos cinco millones de españoles (900.000 catalanes) padecen migraña, una enfermedad neurológica que se manifiesta en un dolor de cabeza intenso o grave. Los enfermos tardan de una media de cinco años en acceder a un tratamiento adecuado, debido al infradiagnóstico y a las barreras a la prescripción, por lo que los especialistas recomiendan acudir al médico tras sufrir un primer dolor incapacitante. Estas son las principales características de una de las enfermedades más discapacitantes.

¿Cuál es su incidencia?

La migraña, una enfermedad con cierto componente genético, afecta a un 12% de la la población mundial. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la enfermedad más frecuente de la humanidad. Afecta a más mujeres que a hombres, ya que está influida por las hormonas femeninas. "Por ejemplo, la bajada de los estrógenos en la mujeres, en el día 28 de la regla, puede provocar migraña", señala Robert Belvís, director de la Unidad de Cefaleas del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona) y secretario del grupo de cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN). La migraña, que suele empezar cuando la persona tiene entre 10 y 14 años y acabar a partir de los 65, está entre la segunda y la sexta enfermedad más discapacitante. Hay un 4% de pacientes que sufren migraña crónica que son los que acuden a los hospitales. Los médicos llaman a los enfermos a contactar con la Asociación Española de Migraña y Cefalea (Aemice), en cuya web está colgado el libro 'Empodérate de tu migraña', de Robert Belvís y Noemí Morollón.

¿En qué se diferencia de la cefalea?

La cefalea, un tipo de dolor de cabeza, es un síntoma de la migraña. La migraña es la enfermedad. "Una persona con migraña puede manifestar a veces ataques muy incapacitantes, entre los que hay dolor de cabeza, fotofobia [intolerancia a la luminosidad], fonofobia [intolerancia a los sonidos fuertes], vómitos, náuseas... Es como si el cerebro entrara en un proceso de apagado parcial, y es algo que dura entre unas horas y tres días", apunta por su parte Patricia Pozo Rosich, jefa de la Unidad de Cefalea del Hospital Vall d'Hebron (Barcelona) y responsable del centro Migraine Adaptive Brain.

¿Cuáles son los síntomas?

El dolor de cabeza es hemicraneal (esto es, no duele toda la cabeza) y suele ser pulsátil, como un martillazo. Además, hay náuseas, vómitos, fonofobia, sonofobia, incluso osmofobia (rechazo a los olores). Es un dolor que aumenta con esfuerzos banales, por ejemplo, al mover la cabeza. La doctora Pozo Rosich destaca, además, que la migraña genera mucha "ansiedad anticipadora". "Nunca sabes cuándo puedes tener un ataque. No puedes planear tu vida. Las personas están totalmente condicionadas por estos ataques, generando un cambio vital absoluto para poder adaptarse a vivir con esta enfermedad", dice la neuróloga de Vall d'Hebron.

¿Qué factores causan migraña?

El origen de la migraña es una combinación de factores ambientales y genéticos. Algunas familias son especialmente propensas a sufrirla y la genética influye en el tipo de migraña que sufren las personas afectadas. "El paciente no se habitúa a los cambios, concretamente al de estrés. El incremento de estrés produce migraña, pero la reducción también", señala el doctor Belvís. Aunque el estrés es el factor "número uno" de la migraña, hay otros. En mujeres, la menstruación puede favorecer la migraña. También el ayuno. Por eso los pacientes deben mantener siempre los mismos horarios de comidas y de sueño, porque cuando se modifican puede producirse una migraña. "Por eso es típico que, en el fin de semana, haya más casos de migrañas, porque es cuando se alteran los ritmos de sueños y comidas", apunta el médico de Sant Pau.

¿Qué tipos de migraña hay?

La migraña con aura, la migraña sin aura y la migraña menstrual. "Uno de cada cuatro pacientes sufre un fenómeno muy específico y espectacular que se llama aura. Es la visión de lucecitas en blanco y negro y dura aproximadamente menos de una hora", apunta el doctor Belvís. A algunos pacientes se les duermen la cara y la mano, y pueden tener problemas para hablar. "Se llama aura porque este fenómeno viene antes del dolor de cabeza. A veces se confunde con un ictus", dice el neurólogo.

La migraña más frecuente es la que se manifiesta sin aura, en la que no se produce este fenómeno, sino los síntomas anteriormente descritos. Por su parte, la migraña menstrual se relaciona con la bajada brusca de los niveles de estrógenos, que suele producirse justo antes de la menstruación.

¿Cuáles son los tratamientos?

Si un paciente tiene cuatro ataques de migraña al mes, debe hacer un tratamiento preventivo: tomar unas pastillas diarias que, aunque no curan, reducen los ataques. Si las pastillas no son suficientes y el paciente sufre migraña 15 días al mes, hay un tratamiento de toxina botulínica (bótox) que "paraliza los nervios del dolor enviando una señal de relax al cerebro", explica Belvís. Son unas 31 inyecciones alrededor de la cabeza y las cervicales. También hay un nuevo tratamiento de anticuerpos monoclonales contra el CGRP, que es la proteína del dolor de cabeza en la migraña. "Es una autoinyección que se hace con un bolígrafo parecido al de la diabetes", dice el neurólogo.

Compartir el artículo

stats