Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Homenaje del mundo educativo a cincuenta profesores que son «héroes»

ANPE pide, en una celebración con maestros jubilados y nuevos funcionarios, «proteger» a los docentes, que ayudan a «construir una sociedad mejor»

Los profesores homenajeados, ayer en el Calatrava, con la directiva de ANPE en primera línea junto a la consejera Lydia Espina y el teniente de alcalde de Oviedo Mario Arias. | Irma Collín

Sonia García, vicepresidenta nacional de ANPE, hace una pregunta al público reunido en la sala de cristal del Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo, el Calatrava: «¿Cuál es la mejor profesión del mundo?». Ella es profesora, todos los que le miran son profesores... No hay dudas. «Casi todos los que estamos aquí diríamos que la docente», se adelanta a contestar. Pero, vuelve a interrogar, «¿y en otros foros?». Probablemente no. La reflexión viene al caso porque si algo intentó ayer el sindicato ANPE, el mayoritario en la pública en Asturias, fue dignificar la labor que se hace a diario en las aulas de la región con un homenaje a los profesores que se van y a los que llegan. Por que todos han trabajado o trabajan para «formar personas y construir una sociedad mejor». Porque, apuntó García, «todos sois héroes».

La organización que preside Gumersindo Rodríguez rindió tributo a 25 docentes recién jubilados y a otros 25 que acaban de sacar plaza como funcionarios de carrera. En total, cincuenta, que recibieron de manos de la Consejera de Educación, Lydia Espina, un diploma en señal de agradecimiento. Espina lo hizo también con palabras: «Gracias por el servicio prestado –dijo a los jubilados–. Gracias por haber estado al pie del cañón cada día. Estoy convencida de que habéis marcado la vida de muchas personas, porque ese es el regalo que te da esta profesión». Y les pidió dos «favores». El primero, «no os vayáis con un mal sabor de boda, sentiros orgullosos». Y el segundo, «seguir educando allá donde vayáis; nosotros nos morimos siendo maestros». Espina también dio la bienvenida a los recién incorporados: «Si habéis sacado la plaza es porque os lo merecéis mucho. No perdáis la ilusión por seguir aprendiendo».

El presidente de ANPE Asturias, Gumersindo Rodríguez, pidió en su intervención «proteger al profesorado, que es el baluarte de la educación» y pidió el apoyo de las administraciones y de las familias. «En la etapa democrática llevamos ocho leyes educativas, es decir, vamos a seis por año. Y quienes sufren las consecuencias de ello es el alumnado», criticó. Al acto también asistió el teniente de alcalde de Oviedo, Mario Arias, quien instó a «cuidar a los docentes, porque son el único motor del ascensor social que es la educación». Durante el homenaje, la culturista María José García, que es profesora y atleta wellness profesional, dio una conferencia en la que comparó la docencia con su carrera deportiva. Todo se resume en cuatro palabras: «constancia, sacrificio, paciencia y tenacidad».

Compartir el artículo

stats