Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La villa romana de Las Regueras se inscribe como Bien de Interés Cultural

La mayor protección de la zona arqueológica implica renuncias en cuanto a la urbanización

Uno de los mosaicos de la villa de La Estaca. | Irma Collín

Cultura ha resuelto el expediente que declara como Bien de Interés Cultural la villa romana de Andayón o de La Estaca, en Las Regueras. Casi diez años después de que se incluyera en el inventario del Patrimonio Cultural de Asturias, y más de 60 años desde que unas obras en la carretera descubrieron el primer hallazgo, ahora se eleva su nivel de protección, dadas sus singulares características.

Según los equipos arqueológicos que han trabajado en el emplazamiento en sucesivas campañas, la villa romana de Andayón o de La Estaca, entre los pueblos del mismo nombre, es un asentamiento de época romana constituido por un edificio residencial y otros edificios secundarios que se construyeron en su entorno. Y esa villa romana podría tener "el mayor y más rico repertorio decorativo de todas las villas romanas que hasta el momento han sido documentadas en Asturias". El edificio residencial, el principal de los localizados hasta el momento, tiene una planta calculada de 700 m², de los que se han excavado 120 aproximadamente y contaba con una organización cerrada nuclear en torno a dos patios; y hay constancia de dos mosaicos decorativos que son un espectáculo. Los edificios secundarios pueden haber sido las edificaciones anejas para el recreo como los espacios termales o las construcciones productivas. La inscripción como BIC –a falta de que se consuma el tiempo de recurso– va a permitir que se tomen precauciones para su conservación y la de su entorno, con limitaciones a las intervenciones urbanísticas en la zona.

Compartir el artículo

stats