El Sporting logró un punto trabajado en su visita al Mallorca, en un partido en el que los gijoneses se quedaron con la sensación de poder haber logrado más, en un partido en el que los de David Gallego fueron superiores y rozaron el gol en la primera mitad, y tuvieron también su momento de fortaleza en el tramo final.

Gallego apostó por una sola modificación respecto al once que empató la pasada anterior el Rayo Vallecano. Manu García entró en la banda derecha por el lesionado Nacho Méndez. La alineación del Sporting fue Mariño; Guille Rosas, Babin, Borja López, Saúl García; Gragera, Javi Fuego; Manu García, Pedro Díaz, Aitor García; y Djuka.

El Sporting empezó el partido con decisión. Solo iba un minuto de partido cuando Pedro Díaz estuvo a punto de adelantar a los gijoneses. A un robo de Babin le siguió un taconazo de Djuka, un caño de Pedro Díaz, y un tiro desviado por muy poco de los sierenses. La réplica la tuvo el Mallorca, en una buena combinación tres minutos después, con Mariño atajando el disparo de Mboula en el mano a mano.

Los gijoneses, en otra buena combinación, entre Djuka y Manu García, acaba con un centro a Aitor García a los diez minutos, que atajó con mucho acierto el meta del Mallorca. Y a los 18 minutos el remate de Djuka a pase de Aitor se fue desviado por muy poco al interceptarlo un defensa. Incluso tuvo otra más para marcar el Sporting a los 34 minutos, en una falta botada por Pedro Díaz, que le quedó al segundo palo a Aitor, pero su disparo se fue alto.

La segunda parte comenzó con el Mallorca más metido en el partido. Con Galarreta y Sastre probando primero fortuna. Pedro Díaz, con un zurdazo muy pegado al palo, puso la réplica para el Sporting, que en el último tramo del partido fue a más. Y que tuvo varias opciones para ponerse por delante.

Un empate que hace que el Mallorca siga en play-off y que provoca que el Sporting caiga a la cuarta plaza tras su tercera semana seguida sin ganar.