03 de abril de 2018
03.04.2018
Un crimen que ha consternado a la región

"Que el peso de la ley recaiga sobre él", clama la madre de la asesinada en Navia

"Ahora mi niña estará en las estrellas que tanto le gustaban", afirma en una carta de agradecimiento la progenitoria de la gijonesa Paz Borrego

03.04.2018 | 00:08
Javier Ledo, durante un registro de su casa de Navia.

"Queremos dar las gracias por todas las muestras de cariño y apoyo que hemos recibido en los 21 días que mi niña estuvo desaparecida, y también por la emotiva y multitudinaria despedida. Sabemos que nos acompañáis en nuestro dolor e impotencia, pero tenemos fe y esperanza en que la condena del asesino de mi hija sea ejemplar y que el peso de la ley recaiga sobre él". Con estas palabras arranca el emocionante testimonio de Carmen Borrego, la madre de Paz Fernández Borrego, la gijonesa de 43 años que apareció muerta en el embalse de Arbón, cuya progenitora ha querido dedicar a todos los que apoyaron a la familia durante la búsqueda de la mujer. "Queremos hacer un agradecimiento especial al equipo de la Guardia Civil de Luarca por su magnífico trabajo. También queremos agradecer a todos los compañeros de gimnasia de mi hija Coral Fernández y a los compañeros de Carrefour Los Fresnos de mi hija Graciela Fernández. Ahora ella estará en las estrellas que tanto le gustaban... Paz, calma y tranquilidad que Dios proveerá. Gracias", finaliza la misiva.

Carmen Borrego envió esta carta al Ayuntamiento de Gijón para su difusión. En sus palabras, la madre de la gijonesa pide que se haga justicia con Javier Ledo, el autor confeso del asesinato de Paz. El suceso, que ha consternado a toda Asturias, se ha resuelto de la forma más trágica posible, y aunque Ledo se empeñó una y otra vez en defender su inocencia y en querer desviar la atención de la investigación hacia otras personas, finalmente reconoció ser el autor de la muerte de Paz para negarlo al día siguiente. Él había sido desde el principio el máximo sospechoso, ya que el día de la desaparición de la gijonesa se les había visto juntos en varios establecimientos de Navia. Pero Javier Ledo siempre mantuvo que la Guardia Civil y la Policía Judicial querían acusarle sin pruebas. De hecho, Ledo tuvo la sangre fría de llamar al día siguiente a la hermana de Paz para preguntarle si sabía algo de su hermana, y en declaraciones a este periódico explicó que fue Graciela Fernández le dijo "tú sabrás donde está que fuiste el último que estuvo con ella". Ledo aseguró entonces que "como no quería molestar, no volví a llamarla".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas