En Navidad, es muy normal ir en busca de plantas o flores para regalar o llevar a casa. Proporcionan un ambiente único y sería una pena no disfrutarlos. Sin embargo, además de la clásica poinsettia, hay otras muchas plantas muy solicitadas y populares.

Uno de ellos es el cactus de Navidad. Se llama así porque su floración se produce precisamente en el periodo prenavideño y navideño. Normalmente, esta planta florece dos o tres veces al año, pero sus flores en diciembre tienen un efecto totalmente diferente.

¿Cómo cuidar el cactus de Navidad? Esta planta procede de Sudamérica y tiene unos requisitos específicos. A continuación te explicamos cómo cuidarla, cómo cultivarla, todo lo que debes hacer y lo que debes evitar para mantenerla sana y con una floración extraordinaria.

El cactus de Navidad es una planta para tener en una maceta en un piso. Tiene unas ramas muy carnosas y unas flores rojas en forma de tubo muy características que son muy bonitas de ver. El rojo no es el único color de las flores que se puede encontrar, hay plantas con flores blancas, rosas y moradas.

Veamos, en concreto, qué hacer para cultivar esta planta de forma correcta:

  • utilizar un suelo húmedo y poroso con capas de turba y hojas;
  • mantener la temperatura lo más estable posible, sin bajar de 10 grados y sin superar los 25;
  • Exponerlo 6 horas de luz, no directa, y póngalo en la oscuridad durante 12 horas cada día;
  • esperar a que la tierra esté completamente seca antes de regar.
  • Las cosas que hay que evitar son estas:
  • fuentes de calor: por lo tanto, debe mantenerse alejado de los radiadores;
  • corrientes de aire: está bien ponerla cerca de una ventana, pero siempre cerrada porque el aire frío perjudica la floración;
  • moverla: la planta tiene mucho hábito y moverla le daría un golpe.

Siguiendo estas instrucciones, la planta gozará de una excelente salud. Todo se derramará sobre las flores, que primero brotarán tímidamente y luego se abrirán con un efecto impresionante.

A pesar de ser una planta para regalar o comprar principalmente en la época festiva, el cactus de Navidad vive su ciclo durante todo el año. Para darle todo lo que necesita, también es necesario el trasplante. La mejor época para hacerlo es de febrero a abril.

Al trasladar la planta, hay que tener en cuenta que la maceta debe ser más grande, la tierra nueva y llena de nutrientes. Por último, debe saber que el trasplante de este tipo de plantas debe realizarse, por lo general, cada tres años.

El cactus de Navidad, o Schlumbergera truncata lo puedes encontrar en la sección de jardinería de Leroy Merlin.