11 de marzo de 2017
11.03.2017

Pasión española por "The Walking Dead"

Miles de seguidores colapsan la Gran Vía madrileña en un encuentro organizado por la Fox con los protagonistas de la serie de los "muertos andantes"

11.03.2017 | 03:32

Los "muertos andantes" de "The Walking Dead" y sus potenciales víctimas están más vivos que nunca, a tenor del fervor que los protagonistas de la serie han despertado a su paso por España. Lo confirma, además, uno de los padres de esta veterana ficción televisiva: "Sí, aún quedan muchas temporadas por venir".

Greg Nicotero, productor, director ocasional y supervisor del maquillaje de la serie, responde a "Efe" parapetado por Rick (Andrew Lincoln), Daryl (Norman Reedus) y su gran némesis, Negan (Jeffrey Dean Morgan), un día después de que miles de seguidores colapsaran la Gran Vía madrileña, al intentar acceder al encuentro organizado por la cadena Fox.

"¡Es sin duda el país donde con más pasión nos han recibido!", destaca Lincoln, quien interpreta al líder de los supervivientes de la debacle zombi desde el primer episodio, hace ya siete temporadas.

La capacidad de supervivencia que su personaje ha demostrado sólo rivaliza con la de la propia serie, que no obstante atraviesa en este momento sus peores datos de audiencia desde 2012 en Estados Unidos, curiosamente después de marcar uno de sus picos de popularidad al comienzo de la actual ronda de episodios.

Al final de la sexta temporada se anticipaba: "Alguien importante va a morir", y las redes empezaron a arder en conjeturas.

En efecto, alguien importante murió. "Es lo que cualquier buen show debe hacer. Duele y, de hecho, me sentí fatal por ello, porque estos chicos son una gran familia y además son grandes actores, pero así es como la historia puede progresar, tienen que suceder cosas", defiende.

"Es como la vida real", concede Reedus, que interpreta a uno de los personajes más celebrados de la serie y también fue el "Judas" de Lady Gaga en el videoclip del mismo nombre.

La mano ejecutora de la pena máxima fue Negan, el personaje que ha colocado a la ficción en un punto en el que los seres humanos "dan más miedo" que los propios zombis. "Su impredecibilidad es su gran fortaleza, cómo transmite esa sensación de inseguridad, de amenaza para todos", destaca Greg Nicotero. "La intención en este punto es hablar no sólo de los monstruos que los personajes tienen enfrente, sino también de los que habitan dentro de ellos", subraya Andrew Lincoln.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook