29 de enero de 2019
29.01.2019

La pasarela madrileña adquiere volumen

Mangas amplias, superposiciones y siluetas que flotan protagonizan las propuestas de los diseñadores españoles, con los asturianos Marcos Luengo y Miguel Marinero entre ellos

29.01.2019 | 01:05

Asturias fue la protagonista ayer en la última jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid. El diseñador moscón Marcos Luengo y el llanisco de adopción Miguel Marinero presentaron sus propuestas para el próximo invierno con muchos matices en común. Los volúmenes en las mangas, las faldas evasé, el terciopelo y los plisados aparecen en ambas colecciones -y en las de otros modistos de la jornada-, convirtiéndose ya en tendencias clave para la temporada 2019-2020.

Luengo tomó como punto de inspiración la obra del pintor Joaquim Mir, creando en sus vestidos y pantalones fluidos auténticas acuarelas en tonalidades violetas, verdes bosque, azules claros y noche, rojos, el gris perla y el estampado tartán. El modisto se mantiene fiel a la superposición, a la silueta femenina, a los cinturones y bolsos de tamaño XL, a los juegos de transparencias y al terciopelo, que maneja con auténtica maestría. Los plisados de lúrex conviven con abrigos llenos de paillettes bordados, faldas y vestidos de seda con kimonos de inspiración oriental, jerséis de punto perlado con capas y abrigos con incrustaciones de plumas o pelo.

Por su parte, Miguel Marinero regresa a sus comienzos, a los años 70, para revisar su propio archivo y reinventarlo. Volúmenes exagerados, sastrería reinventada en terciopelo blanco para novias diferentes, abrigos de largo XL en mohair y bolsillos muy altos, bombers de pelo largo con puño de cuero, faldas evasé con vuelo y pantalones ligeramente acampanados, punto de seda -que utilizan por primera vez-, terciopelo brocado y mucha superposición.

Atrás queda aquella época en la que la casa Marinero se asociaba sólo a peletería. "Archives", una colección que sale ya a la venta, habla de esa mujer elegante y rebelde que define a la firma en la actualidad. De esa mujer que busca un traje sastre que mezcle lo mejor del presente con el "savoir faire" del pasado; la que desea un vestido especial con juegos de texturas y volúmenes, y, por supuesto, la que busca una prenda de abrigo de esas que soportan el paso de los años como nadie.

El gallego Jorge Vázquez fue otro de los protagonistas del día con "Welcome to Sidi Hosni"; con permiso de Teresa Helbig, que se llevó el premio "L'Oreal" a la mejor colección de esta edición por su impecable y majestuosa propuesta. El diseñador propone un viaje por mundos exóticos con claras referencias a la segunda mitad del siglo XX. Vestidos cortos con estampado pasley combinados con botas cowboy, pantalones amplios en rosa fucsia con blusas semitransparentes con lazada, trajes de chaqueta en verde mint con plumas, glitter y plisados, abrigos de piel de largo XL, estampado animal y vestidos de tul con bordados que hacen soñar. Casi tanto como la propuesta de la joven Isabel Núñez. Al ritmo de temas como "Shape of you" cantados en directo por Carlota Mad, desfilaron vestidos femeninos de seda, faldas lápiz con aberturas, jerséis de punto de cuello cisne, estampados acuarela de "Monet", trajes masculinos con pantalones ligeramente acampanados, chaquetas tipo levita con cierre metálico en rosas y azules y prendas en terciopelo y glitter perfectas para las fiestas hasta el amanecer.

Beatriz Peñalver abandonó sus clásicos volúmenes XL y sus vestidos de tul para ahondar en la silueta masculina. Los trajes de chaqueta y los abrigos con cinturón se mezclan con vestidos con volantes y flecos de aire español. Naranja, negro y verde bosque conviven con cuadros y rayas verticales. Sensualidad insinuada a cada paso.

Juanjo Mánez y Paloma Álvarez, los nombres que están detrás de la firma Malne, recuperan la figura de Grace Jones, la diva jamaicana. Con el negro como hilo conductor, los trajes de etiqueta masculina se desintegran para convertir fajines en corsés, un esmoquin en vestido y chaquetas en armaduras. Leggings de vinilo, botas de alto XL, capuchas y hombreras. El brillo se apodera de la noche, creando looks dignos de la primera agente 007 de la historia. Porque si hay algo que ha dejado claro esta edición de Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid es que la mujer cada vez es más consciente de su poder y valiente para utilizarlo. Y en la moda tendrá al mejor aliado para conseguir lo que se proponga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído