El verano está a l vuelta de la esquina y ya son muchos los que piensan en la operación bikini y en hacerse de esos kilos de más antes de la llegada de los momentos de playa y piscina. Adelgazar es una tarea que requiere, sobre todo, paciencia y dedicación. Establecer una rutina para perder peso, cuidar los alimentos y sobre todo no dejarse llevar por las tentaciones de la bollería industrial, comidas copiosas o el alcohol son las claves para conseguir este objetivo.

No obstante, existen diversos trucos para conseguir adelgazar de una forma sencilla. Simples gestos que ayudarán a que esta tarea sea mucho más sencillo.

Uno de los ejercicios más eficaces para endurecer el abdomen son las planchas abdominales. Es un ejercicio muy sencillo de hacer en casa y con el que activarás toda tu musculatura.

Para realizar la plancha abdominal perfecta, túmbate boca abajo y apóyate sobre los antebrazos, formando una línea recta con el cuerpo. Los codos deben estar en línea recta con los hombros. Mira al suelo para mantener alineada la zona cervical y mantén esta posición durante 15 segundos. Muy importante: durante el ejercicio inhala y exhala profundamente. Puedes realizar por la noche, antes de ir a la cama. Apenas te llevará un minuto y sus resultados son formidables a corto plazo.

Vida Equilibrium | Capítulo 12: Plancha tu abdomen

Otra opción es el denominado el gato. Nos colocamos a cuatro patas colocando los brazos paralelos entre sí, al igual que las piernas. Con la espalda recta, mantén las rodillas y manos firmes y ancladas al suelo. Ahora arquea tu espalda, como un gato que eriza su columna cuando ve un peligro. Procura mantener los abdominales en tensión. Aguanta unos segundos y vuelve a la posición inicial. Realiza tandas de diez.ç

Recuerda que también puedes combinarlos con una dieta sana y equilibrada para mejorar sus resultados.

Si por el día quieres estar más activo, lo recomendable es realizar una secuencia tipo "Tabata" (entrenamiento de alta intensidad). Es decir, tienes que hacer cada ejercicio cuatro veces (cada una de esas veces trabajas 40 segundos y descansas otros 20 segundos). En total y en resumen: 28 minutos de entrenamiento con el que vas a poder perder peso sin casi esfuerzo (pero, eso sí, con mucha fuerza de voluntad). A continuación te explicamos los ejercicios.