Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un año de pandemia

La vida desde la ambulancia: "El apoyo de la sociedad al sector sanitario nos ayudó a superar momentos muy duros"

Lorena Carbajo y Eva Salas, de Transinsa, vivieron momentos muy duros: "Durante un mes estuve viendo a mi hija a través del cristal del portal de casa de mi madre"

En el centro de coordinación de Transinsa en el polígono del Espíritu Santo el teléfono no para de sonar. Desde aquí se organiza el transporte sanitario de Asturias que incluye los diez vehículos que forman parte del protocolo covid. "En los últimos meses fuimos de ola en ola, al principio había mucha incertidumbre, teníamos que tomar decisiones muy rápido", recuerda Eva Salas, una de las encargadas del control del centro de coordinación. "El aprendizaje de los primeros momentos nos ayudó a salir adelante con lo que habiamos aprendido y con la vacuna estamos empezando a ver la luz". El "subidón de adrenalina" que supuso la intensidad del trabajo diario dio paso a la preocupación por el entorno.

"Durante un mes estuve viendo a mi hija a través del cristal del portal de casa de mi madre", recuerda Lorena Carbajo, supervisora del área central. "Antes de la pandemia yo tenía planes de futuro que se vinieron abajo. El coronavirus nos enseñó que aunque somos vulnerables es posible salir de todo". Los momentos más emocionantes se vivieron al volante de las ambulancias que cada tarde recorrían las ciudades tras el aplauso sanitario. "Cuando empecé a ver a la gente con mascarilla me daba la sensación de estar en una película", asevera Lorena.

Puedes leer todos los testimonios de un año de pandemia aquí

Compartir el artículo

stats