La familia Hecht, mecenas de investigadores

Los padres de la niña Ilana, de Salinas, conceden por segundo año tres becas dotadas con 6.000 euros cada una

09.12.2014 | 01:39

Anthony Hecht y Cristina Suárez entregaron hace sólo unos días y por segundo año consecutivo tres becas "Moving4" -dotadas con 6.000 euros cada una de ellas- a jóvenes investigadores para que saquen a la luz nuevos descubrimientos en beneficio de las personas que sufren artritis idiopática de forma sistémica, una enfermedad crónica y autoinmune que sufre su hija Ilana, de casi ocho años, desde los veinte meses de edad. El acto de entrega de las ayudas se celebró en Galicia durante el V Foro de la Sociedad Española de Reumatología Pediátrica.

El dinero facilitado a los investigadores ha sido recaudado por la familia Hecth Suárez en los últimos meses con la organización de diferentes actividades y la colaboración desinteresada de decenas de personas.

Quienes investigarán en esta ocasión gracias al dinero recaudado por la familia de Salinas son Estíbaliz Iglesias Jiménez, del Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat, quien el año pasado ya se benefició de una de estas ayudas para su estudio de nombre casi impronunciable para un profano en la materia: "Determinación de niveles de haptoglobina en líquido sinovial de la articulación temporomandibular de pacientes con artritis idiopática juvenil. Correlación con hallazgos exploratorios e imagen de resonancia con contraste".

Otra de las becas fue para Joan Calzada Hernández, quien analizará la infección tuberculosa en pacientes pediátricos en tratamiento con inhibidores del factor de necrosis tumoral alfa. Marisol Camacho Lovillo, del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, también recibió otra ayuda dotada con 6.000 euros. Su investigación lleva por título "Seguridad y eficacia de la vacunación antigripal en pacientes con artritis idiopática juvenil". La firma Abbvie colabora habitualmente con esta familia castrillonense capaz de transformar el dinero en una fuente de salud.

Anthony Hecht -londinense, profesor y empresario al frente de una academia de inglés en Gijón- y Cristina Suárez -abogada de profesión, aunque actualmente se dedica al cuidado de su familia- llevan años organizando actividades en beneficio de su hija y de muchos otros niños que sufren artritis. Participan periódicamente en carreras con fines benéficos, organizan espichas también con fines solidarios, mercadillos...

Ahora su hija disfruta de buena salud, aunque deberá envejecer cerca de los fármacos. "Nuestros objetivos primordiales ahora son tres: seguir apoyando la investigación de la artritis idiopática juvenil, concienciar a la sociedad de la existencia de esta enfermedades en niños y, además, apoyar la formación de nuestros profesionales de la salud en el área de Reumatología Pediátrica, que es la gran desconocida de nuestra sociedad", manifiesta Cristina Suárez, que a duras penas encuentra palabras para agradecer el apoyo recibido por decenas de personas en los últimos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine