La crisis del sector aluminero

El comité de Alcoa teme que China abra más arenceles y urge otra tasa eléctrica

Los trabajadores piden que el Gobierno asturiano sea tan combativo como el gallego en la defensa de sus respectivas plantas fabriles

17.09.2015 | 11:02
Integrantes del grupo parlamentario del PSOE, reunidos con el comité de empresa de Alcoa en Avilés.

China podría abrir también los aranceles para la exportación de aluminio primario, como ya hizo anteriormente con los de productos secundarios, y contribuir así a ennegrecer aún más el panorama del sector aluminero en España. Y es que la invasión del mineral chino en el mercado contribuiría a tirar los precios y dificultar las ventas. El presidente del comité de empresa, José Manuel Gómez de la Uz, afirmó sin embargo que "lo de China es coyuntural y ahí no podemos hacer nada, pero lo que sí podemos conseguir es que en España haya unos costes energéticos razonables".

El comité de empresa de Alcoa está enfrascado en una campaña de búsqueda de apoyos para exigir una nueva tarifa eléctrica que permita a la empresa un mayor marco de estabilidad, con subastas para varios años en lugar de anuales como hasta ahora. Los representantes de los trabajadores se reunieron ayer con representantes de los grupos parlamentarios del PSOE, PP, IU, Foro y Ciudadanos, y hoy harán lo propio con Podemos. El objetivo de esta ronda de reuniones es pedirles que hagan suya una resolución para su aprobación en la Junta General del Principado, en la que reclaman con urgencia un marco energético estable de la industria y rechazan que esta sea justificación suficiente para la marcha de la energía.

José Manuel Gómez de la Uz, se mostró satisfecho de la respuesta recibida por parte de los grupos parlamentarios. Hoy continuará la ronda de contactos, explicando la situación que atraviesa el aluminio a Podemos, y participará también en una reunión sectorial con el presidente del Principado, Javier Fernández. Todo esto en medio de una situación internacional que contribuye a teñir de oscuro las perspectivas del sector.

"No estamos de acuerdo con la subasta, que beneficia al que menos lo necesita. No podemos facilitarle las cosas a la empresa, y que no ponga la excusa de la subasta para marcharse. Es cierto que hay que mejorar el sistema, pero tampoco es excusa suficiente", afirmó De la Uz. Y reclamó en nombre de los trabajadores que el Gobierno asturiano sea tan combativo en la defensa de la planta avilesina como lo está siendo el gallego con las de San Ciprián y La Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine