Blog 
Hogar y Decoración
RSS - Blog de Pablo Baselice

El autor

Blog Hogar y Decoración - Pablo Baselice

Pablo Baselice

Me dedico a la decoración hace más de 10 años. He trabajado en varios proyectos importantes en interiorismo.

Sobre este blog de Decoracion

En este blog encontrarás muchos consejos sobre como decorar tu hogar.


Archivo

  • 10
    Octubre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    transplante de pelo injerto de cabello.

    La técnica FUE, descubre por qué todos hablan de ella

    Si te has planteado el trasplante de pelo como una opción para combatir la alopecia seguro que habrás escuchado que la técnica FUE es la más innovadora y la que ofrece mejores resultados. Pero quizás no sepas todavía por qué es así.

    Hasta hace poco tiempo, cuando alguien se injertaba cabello, lo que se hacía era cortarle en la nuca pequeños trocitos de piel lo suficientemente profundos para poder llevar consigo varios folículos pilosos.

    Esta piel se injertaba en la zona a tratar. Pero debido a los cortes quedaban cicatrices que si bien no eran demasiado visibles, sí que podían apreciarse. Y, además, existía el riesgo de rechazo de la piel implantada.

    El rechazo es historia

    En la técnica FUE el rechazo ya no es posible. Ahora ya no se cortan fragmentos de piel, sino que se extrae un solo folículo piloso y se implanta mediante un pinchazo, por lo que el proceso no solo no deja cicatrices, sino que carece del riesgo de que el cuerpo rechace la propia piel.

    Pero esta no es la única ventaja de la técnica FUE, quizás la más importante y la que más destacan la mayoría de las personas que se han decidido a probarla es el hecho de que estos implantes son permanentes.

    Mientras que con las anteriores técnicas lo normal era que el pelo trasplantado se fuera cayendo en parte y hubiera que reimplantar más al cabo de los años, con la técnica FUE no hay caída. El único cabello que corre riesgo de caerse es el propio, es decir, aquel que no se ha reimplantado.

    Volver a reimplantar cabello

    Eso sucede cuando alguien comienza a sufrir la pérdida del pelo, por ejemplo con entradas, y se hace un implante de cabello. El proceso de caída todavía no había finalizado al comenzar a injertar y puede ser que se pierda cabello por otras zonas que deberán de ser tratadas más adelante.

    Lo habitual es seguir los consejos del dermatólogo para cuidar el cabello y mantenerlo el máximo tiempo posible y, cuando finalmente desaparezca, volver a implantar. Dado que el precio de la intervención se calcula por el número de implantes esto no es un problema.

    El aspecto del pelo injertado es totalmente normal, idéntico al resto de pelo de la persona, por lo que no hay ninguna diferencia por áreas, algo que sí pasaba con las técnicas antiguas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook