Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • Pensiones y progresismo

    Pensiones y progresismo

     

    No se trata de repartir la pobreza, sino de hacer crecer la riqueza

     

       El problema del gasto en pensiones es doble. Por una parte es falso que cada cual se esté pagando la pensión con los años previos cotizados, en cuyo caso habría que saber qué cantidades se acumularon y su proporción respecto a la inflación correspondiente, pues realmente se están pagando con los presupuestos generales del Estado español, que se nutren de los impuestos. Y el segundo asunto, al ir teniendo la “pirámide” de la población española un perfil más de seta que triangular, es decir en su composición por edades cada vez hay proporcionalmente más ancianos y por tanto menos personas en edad de tener trabajo, con una revalorización cero el gasto en conjunto aumentaría en torno a un 3% anual. Por ello es complicado considerar solo un aumento en paralelo a la inflación, para que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo: hay que considerar también la demografía y el déficit presupuestario. Para poder pagar más pensiones hace falta también más población ocupada y contribuyendo al gasto, y para ello un mayor crecimiento del PIB nacional, valor de la riqueza anual producida.

       La cuestión de fondo no estriba en la maldad de un político o un partido, aunque les venga bien darlo a entender a los otros de la oposición, sino en la caída en picado de la natalidad, insuficientemente incentivada hasta ahora por unos y otros gobernantes, y por el aumento de la llamada esperanza de vida, que en realidad es edad media al morir. Si la gente antes se moría por término medio a los 75 años y ahora a los 85, jubilándose a los 65 antes cobraba 10 años pensión y ahora habrá que pagarle 20 años. Por tanto la sostenibilidad del sistema de pensiones públicas, aparte en su caso de los sistemas privados complementarios, requiere aumentar los ingresos capaces de financiarlo y/o retrasar la edad de jubilación. Esta medida es impopular, pues todos desearíamos ganar más y trabajar menos. Pero si la gente se jubila de media a los 67 años y no a los 63, evidentemente está cotizando 4 años más y cobrando sin trabajar 4 años menos. Salir con la pancarta por la anti realidad es tan útil como si pone “No al frío en invierno”.

       La mejor opción sería que valieran más los bienes y servicios que producimos. Alemania, gran exportadora, tiene actualmente unos 30.000 millones de euros de superávit fiscal anual. En esas condiciones sube las pensiones más del 3% y considera una flexibilización de los ajustes de edad para jubilarse en los años de la crisis económica más intensa. Esos que critican el capitalismo, y lo ligan a todo el repertorio de tópicos y males, desde el ecologismo hasta el “pensionismo” pasando por el feminismo, olvidan que en el pre-capitalismo no había apenas pensiones públicas de jubilación con capacidad adquisitiva relevante, ni viajes del IMSERSO. En el Imperio Romano a los soldados licenciados les repartían tierras como base de futuro sustento. En la Ucrania post-soviética la pensión media está aún hoy en unos 200 euros al mes. Los progresistas contra el progreso, de momento no consiguen ni romper España ni arruinar el capitalismo y el empleo. No se trata de repartir pobreza, sino de hacer crecer la riqueza.

    (Adaptado del artículo semanal publoicado en papel en La Nueva España de Gijón)

    - Página en facebook: El Foco

    - Cuenta en Twitter: @pacoredondo

    - Página en Google+: España nos gusta

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook