18 de junio de 2012
18.06.2012

El PP anticipa que la Mancomunidad «se disolverá de forma ordenada»

Las agrupaciones populares de Gozón y de Carreño no asistirán a la comisión que debatirá el futuro del ente

19.04.2012 | 05:24
Las corporaciones de los dos ayuntamientos, reunidas en Antromero.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El Partido Popular anunció ayer que la disolución de la Mancomunidad del Cabo de Peñas, que integran los municipios de Carreño y Gozón, es inevitable. La decisión de finiquitar el órgano comarcal, fundado en 1988, se ha precipitado con la convocatoria, el pasado lunes, por parte del vocal delegado del ente, César Fidalgo, de una comisión de servicios generales en la que se incluyen como temas a tratar tanto el plan de ajuste de Gozón como sus presupuestos locales para 2012, que incluyen serios recortes en su aportación a la Mancomunidad. Esta convocatoria ha sido mal recibida por el PP de ambos concejos, que ha anunciado que no comparecerá a la reunión.


«El objetivo del vocal delegado es únicamente convertir a la Mancomunidad en un campo de batalla de la política local de Gozón», denunció ayer el portavoz de los populares en Carreño, José Ramón Fernández. La convocatoria de la comisión de hoy se enmarca, según los conservadores, en esa estrategia. «El único objetivo es linchar al PP sin ofrecer solución a los problemas de la Mancomunidad», manifestó Fernández, quien aseguró que «en orden a evitar seguir engordando la mascarada organizada por el comisario político de IU en el ente, el PP de Carreño no va a asistir a la comisión». Con esta decisión, el PP de Carreño se suma al de Gozón en la incomparecencia en la comisión.


Según Fernández, cuya agrupación ha defendido hasta el momento ideas similares a las del PP gozoniego, «a PSOE e IU les importa un bledo el futuro de la entidad supramunicipal, y en todo este tiempo no han aportado soluciones eficaces y realistas, ignorando que el problema es el alto coste para la actual situación presupuestaria de los concejos, especialmente Gozón».


Ante estas circunstancias, el PP señaló que «la situación de bloqueo de PSOE e IU aboca sin remedio a la disolución de la Mancomunidad, por su nula voluntad reformista». Una disolución que, según explicó Fernández, y de acuerdo a sus estatutos, se deberá realizar «de forma ordenada y responsable, garantizando la continuidad del servicio público más visible, la piscina mancomunada».


Fernández aseguró que «dicho servicio se seguirá prestando, pase lo que pase, dado que existen fórmulas de gestión coordinada al margen de instituciones como mancomunidades u otras entidades supramunicipales».


Además, el portavoz del PP lanzó una dura crítica contra el vocal delegado del ente, César Fidalgo, al denunciar que «ha obstaculizado el desarrollo normal de la actividad de la Mancomunidad hasta el punto de ordenar a determinados empleados que no desarrollen sus actividades al servicio de Gozón».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine