La temporada del percebe es "buena" en Candás, donde preocupan los furtivos

El crustáceo es la segunda especie que más dinero dejó en la rula local en el primer trimestre, sólo superado por el ocle

20.04.2016 | 04:19
Perceberos faenando en la zona de Peñas.

Los perceberos de Candás se muestran "satisfechos" con el devenir de la temporada del crustáceo en la zona del Cabo Peñas. En los tres primeros meses de 2016, por la rula candasina han pasado un total de 398 kilogramos, que se vendieron a un precio medio de 17 euros el kilogramos. Durante el mismo período del año pasado, en la lonja candasina se descargaron 53 kilogramos más, aunque a un precio de 13,6 euros por kilo de media.

"La campaña va bastante bien, salvo enero y febrero, donde la cosa flojeó, no hay mayor queja", aseguró Castor Salgado, uno de los perceberos de la cofradía de pescadores "Nuestra Señora del Rosario". "Los precios no están mal. En Navidad se cotizan mejor, pero podríamos decir que oscila entre los 15 y los 50 euros. Depende mucho del tamaño", agregó Salgado.

Al contrario de en otras muchas zonas, donde la campaña del percebe se limita entre el 1 de octubre y el 30 de abril, los pescadores de la zona de Peñas pueden faenar durante todo el año, aunque para ello los mismos mariscadores establecen unas normas.

"Se nos permite pescar durante diez días al mes durante todo el año, y lo que nosotros hacemos es repartirlos como más nos conviene. En navidades y el verano vamos a pescar más días y, por ejemplo en febrero, solo fuimos cuatro días", explicó Vicente Pupatello, también percebero de la Cofradía candasina.

Además, para conservar los caladeros, los pescadores de este duro arte -"nos jugamos la vida cada vez que vamos a trabajar"- dividen el entorno de Peñas en tres áreas, explotándolas en diferentes épocas del año. "Una de ellas se extiende desde Luanco a Las Rubias; otra se encuentra entre Las Rubias y piedra Bermea; y en verano vamos desde piedra Bermea a Xagó", relató Salgado.

Pese a esta explotación responsable que realizan los perceberos, los pescadores tienen que enfrentarse a un problema, los furtivos. "Todavía existen mucha gente que va sin licencia. Como no hay trabajo lo ven como un dinero fácil y se arriesgan a que les pongan una multa. Nosotros siempre denunciamos cuando vemos alguno, ya que nos realizan una competencia desleal y estropean los caladeros", aseguró Pupatello.

En 2015 el percebe fue la segunda especie que más dinero hizo pasar por la rula de Candás, sólo superado por el ocle, con un total de 28.210 euros. Además también fue el segundo crustáceo registrado con mayor asiduidad, tras el centollo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine