11 de mayo de 2018
11.05.2018
AMAYA RONZÓN | Economista y consultora, mañana ofrece una charla en Siero

"Hemos de ahorrar al mes un mínimo del 10% de los ingresos, al final es un hábito"

"Si ganas poco eres más vulnerable y hay que hacer más esfuerzo por no gastar todo lo que ingresas"

11.05.2018 | 03:46
Amaya Ronzón.

Ahorrar ha de convertirse en un hábito de las familias para poder planificar gastos futuros (como los estudios de los hijos) y afrontar imprevistos y la jubilación. Expertos como la economista y consultora Amaya Rozón recomiendan que, precisamente, aquellas familias que menos ingresos tienen hagan un mayor esfuerzo porque también son más vulnerables. Aconseja planificación, aplicar los planes de gestión empresariales a la propia familia y reducir muchos de esos pequeños gastos que a la larga permitirán tener un dinero en reserva. Mañana ofrece una charla, a las 12:30 horas, en el supermercado Másymás de Intu Asturias (Siero).

- Una gran preocupación de las familias es poder pagar los estudios de los hijos, ¿cómo afrontarlo?

-La respuesta está en la planificación, pues se conoce con antelación. Es difícil organizar gastos importantes, como un máster o un curso en el extranjero, con dos años de anticipación. El gasto principal de los hijos son los estudios y muchos jóvenes siguen dependiendo de sus padres hasta los 25 o 30 años. Así que lo ideal es establecer un objetivo, como ahorrar 100 euros al mes, y si lo tengo interiorizado serán 14.000 en algunos años para apoyar a mis hijos. Cuando quieres conseguir algo es más sencillo renunciar a cosas como salir a cenar.

- ¿Cómo se puede conseguir ese ahorro?

-Lo primero es definir cuáles son nuestros objetivos. Todas las empresas tienen un plan de negocio, en el que analizan dónde estoy, a dónde quiero llegar y cómo lo hago. Por lo que hay que llevar el balance empresarioal al ámbito familiar, viendo los gastos y los ingresos. Es muy importante hacer una previsión para evitar el endeudamiento excesivo en un futuro. También nos permitirá afrontar gastos imprevistos, pues ¿a quién no se le estropea la nevera o el coche?, y tenemos que mentalizarnos de que en esos 30 años de época productiva hay que ajustar el gasto para los 30 restantes de la jubilación.

- ¿Cuánto se debería ahorrar al mes?

-Un mínimo del 10% de los ingresos. Ahorrar, al final, es un hábito, como ir al gimnasio.

- ¿Cómo pueden hacerlo aquellas familias que ni siquiera llegan a fin de mes?

-Si ganas poco es más importante aún ahorrar porque eres más vulnerable y hay que hacer más esfuerzo por conseguirlo. No nos podemos permitir gastar lo que ingresamos porque, ¿qué va a pasar después? Hay falta de educación financiera y no nos la dan. Hay que ahorrar algo todos los meses. Por ejemplo, si ahorras 50 euros, en 40 años estamos hablando de 200.000 euros. No nos damos cuenta de lo que significa y de la cantidad de 50 euros que has malgastado a lo largo de tu vida.

- Cuando los ingresos son escasos, ¿de dónde se puede quitar?

-Por ejemplo, dejar de tomar dos cafés en la calle, usar menos el transporte, el tabaco, la zona azul, en ropa, en seguros, en ocio...

- ¿Qué consejos da a la hora de hacer la compra?

-Como siempre, planificar: hacer la lista, organizar con antelación los menús semanales, aprovechar las ofertas, consumir productos frescos y de temporada u organizar las meriendas de los niños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine