España confirma que la embarcación expoliada por Odyssey era de la Armada

09.05.2008 | 02:00

Tras más de un año de litigio, el Ministerio de Cultura ha confirmado que el navío hundido y expoliado por la compañía norteamericana Odyssey se trata de «Nuestra Señora de las Mercedes», una fragata que pertenecía a la Armada española y que se hundió en 1804, durante la batalla del cabo de Santa María contra los ingleses.


Esta información se pudo corroborar después del análisis de la monedas y otros objetos capturados por Odyssey que se encontraban en el interior del barco de guerra, informa «Otr/Press».


«El misterio ha terminado», sentenció James Goold, abogado del Estado español en el juicio que se sigue en Tampa (Florida), durante una rueda de prensa llevada a cabo ayer en la sede de Ministerio de Cultura en la que también participó el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, José Jiménez.


Ambos quisieron recalcar que las actuaciones de la compañía cazatesoros norteamericana fueron «moral y legalmente inaceptables» en todo momento y que ahora las pruebas les darán la razón.


Concretamente, señalaron, la verificación de que se trataba de la «Mercedes» llegó a través del análisis de las monedas encontradas por Odyssey en el interior de la fragata. Son unas monedas acuñadas en Lima que «coinciden» con la carga que transportaba el citado navío el día en que se hundió al sur de la bahía de Algeciras. «Sólo una embarcación como la "Mercedes" podía transportar este tipo de carga y algunos otros objetos encontrados», aclaró Goold. Ahora, añadió, el buque está protegido por el principio de la inmunidad soberana, un principio jurídico «absolutamente claro» en Estados Unidos y en el resto del mundo que se aplica a todos los navíos, estén en aguas internacionales o nacionales.


Ante esta situación, Jiménez se mostró optimista y no dudó en comentar que España «ganará el litigio» contra Odyssey. «No voy a dar medias tintas, tenemos convicción moral y legal de que vamos a ganar. Nos asiste la razón histórica y legal suficiente para que el proceso pueda ser muy positivo para los intereses del patrimonio histórico español», puntualizó.


Además, aprovechó para asegurar que durante el proceso denunciarán la «obstrucción» y «obstaculización» de la empresa norteamericana para llevar a cabo la resolución de este caso.


El abogado señaló que el valor de tesoro capturado por Odyssey sólo interesa a los inversores de esta empresa norteamericana, cuyas actuaciones «están bajo investigación».

Enlaces recomendados: Premios Cine