EN DIRECTO

Paraísu vexetarianu

 10:13  

M.ª ESTHER GARCÍA LÓPEZ El ser humanu suxestiónase con facilidá. Güei, gracias a los medios de comunicación, espárcese mui rápidu cualesquier noticia. Enterámonos de too nun tris y, al empar, casique darréu too ya pasaxeru. Pero non por tar tan informaos de lo que sucede al nuesu alredor ya hasta'l cabu'l mundu somos más felices. Tar sol.lierte ante tantos peligros que nos amaguen a lo l.largo de la vida, más tar tol día escuitando tolas l.lacerias que suceden equí ya acul.lá, fainos abondo infelices. Hasta se puede afirmar que cuanto más ún sabe de las cousas ya un poco más infeliz.
Pero quién puede ser tan fuerte como pa nun facese ecu de tolas calamidades que pasan pol mundu un día sí ya outru tamién. Amás dalgunas aféutannos a toos. L.loucos, casi nos vuelven l.loucos, ya a veces yá nun sabemos cómo actuar, si facer casu ou «pasar». Pero, sobre too, cuando son problemas qu'afeutan a la salú ya mui difícil non pensar nel.lo: vacas l.loucas, fiebre aftosa, l.lingua azul, gripe aviar, anisaki, el problema de los biocombustibles, escasez d'agua, calentamientu del planeta, l.loucos sueltos per uquier? Too esto nun curtiu espaciu de tiempu fainos cuestionanos muitas cousas, ya sobre too lo que ta rel.lacionao colos alimentos qu'inxerimos, ya que nos pueden poner en peligru l'organismu. Asina l.logran espavoriar a la población ya crear una cierta alarma social que nun se sabe muito bien l'alcance que pue tener nin cómo nos afeuta realmente.
La pasada selmana fueron las yerbas adelgazantes, los productos herbalife, qu'aprovechando la obsesión de la xente de tener un cuerpu diez, puede ser que fueran muitos los que consumieron las pastías milagreras. Con tal de modelar el cuerpu (que non l'espíritu) tómase lo que seya. Éstas ya outras yerbas paez ser qu'ataquen al fégadu produciendo lesiones graves, ya esto sal a la l.luz después de que l.lievan unos cuantos años nel mercáu. Dempués de metenos polos güeyos engañifas publicitarias, los científicos ya los médicos investigan estas sustancias ya danse cuenta de que perxudican la salú. Esto ye'l mundu al revés. A costa del herbalife dalgunos enfermaríen ya outros enriqueceríense, porque ya sabío qu'estos productos «milagru» tienen gran aceutación ente los consumidores ya nun suelen ser nada baratos.
Y esta selmana tocó-y al aceite de xirasol. El vienres un bon sustu cola alarma desatada nos medios de comunicación ya'l l.lunes siguiente chegaron las palabras del Ministru pa tranquilizar a la población. Pero los que tovía tenemos na cabeza'l desastre de la colza nel añu 1981, del qu'inda tán sufriendo per ehí del.los enfermos ya afeutaos, somos más susceptibles a estos fraudes alimentarios, por más que'l Ministru nos quiera calmar.
Al final van tener razón los nuesos amigos estadounidenses. Pacer, lo meyor ya pacer, facese vexetarianu, que yá ta bien de tanto comer carne ya productos contaminaos. Según los norteamericanos, los últimos descubrimientos apuntan a que los animales que nosotros criamos pa sacrificalos ya después comer carne a fartar contaminan el mediu ambiente ya contribuyen de manera espectacular al calentamientu global. Aparte las grandes cantidades de comida p'alimentalos, qu'el.los yá lo consideren un espilfarru, ya de tol agua que bieben que nos van deixar sin el.la, ya de la enerxía que se consume. Ya asina dende EE UU, con mensaxes como «¿sos ecoloxista ya entovía cuomes carne?», o «¿demasiáu cobarde pa facete vexetarianu?», ya otros inda más sensibleros como «deixa de comer carne pola crueldá cola que se trata a los animales» o «hai muitas maneras d'alimentase sin matar seres vivos», machácannos la tiesta pa que racionemos el consumu de carne ya afálennos a esperimentar los beneficios d'una dieta vexetariana. Asina qu'echémonos a temblar, porque nos van acabar convenciendo de que las vacas son sagradas, el pitu de caleya ta pa cantar l'alborada nos piteros ya los gochos hai que deixalos que disfruten del aire l.libre comiendo berzas ou abeyotas. Ya deixémonos de sibaritismos, de «nouvelle cuisine», de comida tradicional: ya muito más saludable ya ecolóxicu ser vexetarianu. Ya nun hai dulda que tolo que vien d'el.los acaba calando. Equí n'Asturias tenémoslo fácil, a falta de vacas pa pacer los praos que se tan diendo a monte, toos a pacer ya a deixar los probes animales en paz. Pero colos praos nun se puede facer como col augua, nun van poder l.levalos pa outros l.laos onde la seca nun deixa nada verde, nun hai posible tresvase. Ya como agora l'agua pa regar tamién hai que restrinxila, creo que chega p'Asturias una época dorada: el negociu del vexetarianismu ya por estensión del turismu rural. Al final volverán tolos de la «l.lienda urbana» a atender los negocios verdes, los negocios de casa.
En fin, colo bien mandaos que somos, darréu deixaremos de comer carne ya toi segura qu'esti «Paraísu Natural» va nomase pronto «Paraísu Vexetarianu».

  HEMEROTECA
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà | El Diari  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya