DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los rebrotes en los geriátricos, controlados tras un segundo fallecido

Los 74 residentes del centro gijonés, que espera quedarse sin personal de Salud esta semana, dan negativo en las pruebas

Los rebrotes en los geriátricos, controlados tras un segundo fallecido

Los rebrotes en los geriátricos, controlados tras un segundo fallecido

Todo apunta a que en la residencia del InstitutoEl centro, que notificó ayer un segundo fallecido -una mujer de 99 años que murió anteayer en el Hospital Valle del Nalón-, anunció también haber finalizado con el barrido de pruebas para los 74 ancianos que siguen viviendo en la residencia. Y todos, junto a los profesionales que se habían tenido que poner en cuarentena por haber estado en contacto con posibles contagiados, han dado negativo. Así lo aseguró, al menos, el responsable del centro, Santiago Campos, que reconoció que la de ayer fue "una jornada de malas y buenas noticias". Su intención, ahora, es poder prescindir de los sanitarios de la red pública que entraron a trabajar el pasado fin de semana, cuando se dio a conocer el brote, a sustituir a los empleados en aislamiento. Ayer, de hecho, solo quedaban dos técnicos auxiliares de enfermería de la red pública.

Ahora falta saber cómo evoluciona la veintena de residentes que habían sido desalojados a otros recursos asistenciales por presentar síntomas compatibles del virus. Ninguno consta de momento como contagiado, según aclaró el servicio de Salud.

La intención del geriátrico es que esta semana deje de haber personal del Sespa y que la que viene empiecen a reincorporarse empleados puestos en cuarentena, aunque el centro seguirá estando intervenido por el Servicio de Salud, que mantendrá a un responsable encargado de coordinar la atención. El otro fallecido por este rebrote, el primero y más numeroso de esta desescalada, fue un hombre de 89 años que perdió la vida el viernes. Fue quien hizo saltar las alarmas de lo que acabó siendo un foco de 19 casos (15 residentes y 4 profesionales) y su origen, aunque parezca estar vinculado a un hospital concertado de la ciudad, se antoja difícil de probar. "En estos casos, muchas veces no es posible demostrar con total certeza el origen", explicó ayer Melania Álvarez, consejera de Derechos Sociales y Bienestar, que aseguró que tanto esta residencia como la Santa Teresa de Oviedo -la otra afectada por haberse contagiado tres residentes y un profesional-, son "focos localizados".

Un caso más en Oviedo

Un caso más en OviedoEste segundo centro, no obstante, contará desde hoy cinco contagios: los tres residentes, el profesional y, ahora, una cuarta anciana. Nada tiene que ver con el rebrote. Fue una de las contagiadas en el anterior foco del centro, hace semanas, y durante este tiempo estuvo ingresada en el HUCA. Hace también ya días dio negativo en la PCR, pero ayer, al ser dada de alta, se le hizo una prueba serológica y dio positivo así que, por precaución, cuenta como caso activo y se queda en la planta con el resto de infectados. El centro comenzó también ayer otro barrido de pruebas a todos los residentes, el tercero que se autoriza desde el 28 de marzo. Junto a estos dos centros, el otro que aún mantiene casos activos es La Golondrina, en Gijón, que sigue con un anciano contagiado que manifestó síntomas en un hospital. El que quedaba activo en La Mixta, la mayor residencia de Asturias se ha recuperado.

Compartir el artículo

stats