Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Malestar entre los sanitarios por la vacunación de directivos: “Es vergonzoso”

“Ofende que reciban antes las dosis administrativos, liberados sindicales, subcontratados y secretarias que quienes estamos en primera línea”

Vacunación contra la Covid-19.

Vacunación contra la Covid-19. Shutterstock

Decenas de profesionales, algunos de los cuales trabajan en primera línea contra el covid, siguen sin recibir la vacuna; la mayoría, en el HUCA, en el Álvarez Buylla y en Cabueñes. En Gijón sigue sin vacuna personal de la sexta planta impar y buena parte del servicio de Pediatría. Esperan que se les cite estos días, como ya se ha hecho con otros servicios a lo largo de la última semana, con dosis sobrantes. También quedan sanitarios a la espera de recibir su dosis en la quinta impar y en el área quirúrgica, aunque se trata de casos más puntuales.

“Estamos trabajando en primera línea, porque aunque estemos en una planta limpia muchos pacientes ingresan con la PCR hecha pero sin el resultado, y a veces es positivo. Y uno se ofende porque hay personal que, aunque cumpla los criterios de Sanidad, bajo ningún concepto son primera línea”. Como ejemplos cita a “técnicos de laboratorio, medicina preventiva y secretarias” ya vacunados antes que ellos.

Entienden que el recorte en el suministro de nuevas vacunas no es culpa de los gestores asturianos, pero no están de acuerdo con el orden en el que se fueron inyectando las dosis. “Que quede personal de primera línea sin vacunar sería comprensible si no se hubiese vacunado antes a personal administrativo, liberados sindicales y empleados de subcontratas. Se fue haciendo por bloques sin prever que las nuevas remesas podrían retrasarse, y eso es un error de gestión”, aclaran desde Cabueñes, donde no ha transcendido que ningún “directivo de despacho” esté vacunado.

Casi el cien por ciento de los 3.000 profesionales que trabajan en el área sanitaria avilesina y que desempeñan su labor tanto en el Hospital Universitario San Agustín como en los centros de salud ya han recibido la primera dosis de la vacuna. “El personal de Enfermería ha hecho un trabajo brillante y rápido”, valoraron algunas voces. “En el sistema sanitario todos somos esenciales y estamos en primera línea en un momento dado, incluso el fontanero que se encarga de que tengamos agua caliente para lavarnos las manos o el electricista que debe estar disponible por si ocurre cualquier incidente”, defendieron.

Los sindicatos, vigilantes en el área del Caudal, donde solo se ha vacunado a la “primerísima línea” de la lucha contra el covid

decoration

También hay críticas. De “vergonzoso” tilda una enfermera asignada a las plantas de hospitalización de enfermos de covid del San Agustín la vacunación de compañeros que no tienen actividad asistencial, sea por motivos de liberación sindical u otros. Y califica de “repulsivo” que también se haya vacunado a directivos. Replicó las excusas de la Consejería: “Si fuesen a ser movilizadas las personas actualmente rebajadas de tareas podrían vacunarlas según fuesen siendo llamadas, cosa que dudo que ocurra puesto que a nadie movilizaron ni en la primera oleada de contagios ni en la segunda; y respecto a la voluntariedad, yo al menos no conozco ningún caso que se haya dado, más bien, al contrario, tuve a veces la sensación de escaqueo”. Aproximadamente el 87 por ciento del personal de la planta en la que trabaja ha sido infectado y ha pasado la enfermedad. “La utilización de privilegios, rangos o situaciones laborales extraordinarias para conseguir la vacuna es una vergüenza”, concluyó.

El gerente del área sanitaria VIII, del Valle del Nalón, Bernabé Fernández, defendió que se están siguiendo “estrictamente” las órdenes del Servicio de Salud respecto a la vacunación de los sanitarios. También en atención primaria: se vacuna “a todo el personal del centro”, incluyendo a los administrativos. En cuanto a la vacunación de directivos, coincidió con lo expresado desde la Consejería: “No han estado metidos en el despacho”. Fuentes sanitarias confirmaron que la mayoría del personal sanitario en primera línea del área sanitaria del Nalón se encuentra ya vacunado con excepción de los que lo rechazaron. La Corriente Sindical de Izquierdas denunció que hay sanitarios sin vacunar porque no se les llamó, aunque consideran que se puede tratar de un fallo y que la situación es peor “en otras áreas sanitarias”. Sobre la vacunación de equipos directivos, aseguraron que en Nalón, “hay gente que está en despachos, pero que también ha participado montando los autocovid o que visitan el área de Urgencias de manera frecuente”.

Vacunación en Asturias.

Los sindicatos están “vigilantes” en el área del Caudal. Solo se ha vacunado a la “primerísima línea” de la lucha contra el covid. Y, aun ahí –en las plantas precovid y covid–, hay carencias. Están sin inmunizar todas las trabajadoras del retén de Enfermería y auxiliares. También los fisioterapeutas y el resto de áreas. No les constan vacunaciones entre el personal de gerencia.

Bárbara González, gerente del área sanitaria de Jarrio indicó que el equipo directivo no está vacunado. Sí lo están los profesionales de primera línea. “Cada área habrá seguido las estrategias que considere más convenientes”, comentó.

En el Occidente y el Oriente han recibido dosis “todos los que debían recibirla”, pero ningún miembro de equipos directivos

decoration

En el hospital de Cangas del Narcea más de 400 trabajadores, de los 650 que tiene el centro, han recibido la primera dosis. Según fuentes hospitalarias, son todos los trabajadores de primera línea, entre los que se incluyen todas las personas que trabajan en atención primaria, Urgencias, Radiología, laboratorio, personal de quirófano y de la planta de ingreso de Medicina Interna. Falta por recibir su vacuna el personal de Enfermería de la planta quirúrgica y la de Ginecología, el área de consultas externas y buena parte del personal no sanitario. También faltan los cinco miembros del equipo directivo y la presidenta de la Junta de Personal, Beatriz Egido, quien considera que cuestionar el derecho a vacunarse de los liberados sindicales es “una caza de brujas”. “Si a alguien le llaman para vacunarse, será porque es su turno. En nuestro caso las personas liberadas nos pusimos a disposición del Sespa para reincorporarnos en cuanto se necesite. ¿Qué pasaría si me llaman y no estoy vacunada y por ese motivo no puedo incorporarme?”, se pregunta. Desde la Gerencia del área se le ha trasladado que “se están siguiendo las indicaciones de Consejería y el turno que se establece según el servicio en el que se trabaja”.

En el Hospital del Oriente “todo ha funcionado bien y se ha respetado escrupulosamente el protocolo establecido por Sanidad. Solo se han vacunado quienes se tenían que vacunar, y se ha vacunado a todos los que se debía vacunar”, aseguró una trabajadora del centro. “Este es un hospital pequeño y eso ayuda, lo que duele es ver cómo quienes tendrían que dar ejemplo y vacunarse los últimos, por detrás de los administrados y de los grupos de riesgo, se cuelan para hacerlo primero. Es indecente”, concluyó.

Compartir el artículo

stats