Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sespa va a revisar los listados de vacunados de covid y no descarta sanciones ante las irregularidades

La gerente de Salud justifica la inmunización de 13 gestores y 27 liberados sindicales y afirma que se ha hecho un trabajo "riguroso y planificado"

Así serán los controles del Principado en los listados de vacunados de covid en Asturias

Así serán los controles del Principado en los listados de vacunados de covid en Asturias Amor Domínguez

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Así serán los controles del Principado en los listados de vacunados de covid en Asturias A. R.

Trece gestores sanitarios -de los 53 con nombramiento en Asturias-, están vacunados contra el covid; lo mismo que 27 liberados sindicales de los más de 60 con esa consideración en la región. Entre los primeros están vacunados “los que participaron directa y activamente” en intervenciones que han tenido lugar en sus centros y que van desde campañas de cribado a campañas de inmunización y otras posibles. Con respecto a los liberados sindicales, se ofreció inmunización a aquellos cuyos servicios de origen eran considerados de primera línea de atención a pacientes covid por la posibilidad que existía de que pudieran tener que incorporarse a ellos “y no por favorecerles, sino por respetar el principio de no discriminación”. Salud tiene constancia de que

Así lo ha explicado hoy en rueda de prensa la directora gerente del Sespa, Concepción Saavedra, que ha querido salir al paso de las críticas que han calado en Asturias respecto a algunas irregularidades en torno al proceso de vacunación.

Saavedra, que estuvo arropada por el Consejero de Salud, Pablo Fernández, comentó igualmente que “nadie de los servicios centrales del Sespa está vacunado, y lo harán cuando corresponda”. Y respecto a algunas dudas por inmunizaciones en algunas residencias de ancianos, vacunaciones que se aplicaron a religiosos o familiares, Saavedra recalcó que “en todas las reuniones y en todo el material que se compartió con las residencias se decía con claridad que solo había dos perfiles a vacunar: residentes y trabajadores. Era difícil interpretarlo de otra manera. Se pidió listados a cada centro de las personas incluidas y se recalcó que iba a trabajadroes y residentes. Solo se daban esas dos opciones. No había posibilidad de error en la interpretación”.

Además de intentar despejar dudas, Saavedra anunció que el Sespa va a poner en marcha un plan de medidas de control para que se evalúe toda la relación de vacunados de la región, y ya se ha pedido a todos los centros -sanitarios y sociosanitarios- que verifiquen la información de las personas que se inmunizaron. La gerente del Sespa no duda que habrá errores y también contempla que puedan darse “algunas irregularidades” de las cuales entiende que "se podrán derivar sanciones, si así lo indican los expertos". También se va a proceder a añadir declaraciones responsables sobre los futuros listados de personas a vacunar.

“Hemos recibido ya correos de centros con algunas apreciaciones (sobre las personas que se incluyeron en las vacunaciones). Vamos a poner en marcha un plan de medidas de control que incluye que se creará un comité de técnicos para que evalúen todo lo que nos van a remitir y todo lo que ocurra a partir de ahora. Un comité que incluirá participantes con perfil jurídico”, comentó Concepción Saavedra que también intentó explicar quiénes eran esos “3.000 vacunados” que aparecieron en el Observatorio de Salud de Asturias reseñados bajo el epígrafe de “otros” en una información que tras publicarla LA NUEVA ESPAÑA se retiró del acceso público.

Saavedra comentó que en ese momento “ese apartado de la página estaba en pruebas y salió un epígrafe que no correspondía y por eso se quitó”. A continuación comentó que “todas las personas que han sido vacunadas incluidas esos 3.000 se conoce su nombres”. En concreto, dijo eran personas que “en un 60% eran profesionales del grupo 2 y en un 40% del grupo 3”. Ninguno de los grupos que estaban en ese momento en la prioridad de la inmunización.

Saavedra aseguro que “en el Sespa todo el mundo ha trabajado de forma metódica y planificada y así se ha hecho en la campaña de vacunación. Somos los primeros en querer evitar cualquier tipo de incidencia que oscurezca este trabajo y por eso se va a poner el máximo empeño en extremar el control”. En la misma línea se manifestó el consejero de Salud, Pablo Fernández: “La estrategia de vacunación frente al covid es el mejor instrumento para afrontar esta pandemia y en Asturias la seguimos de manera seria y rigurosa”. Lo que no quita, dijo, para que “estemos procediendo a extremar el control y aplicando medidas correctivas para garantizar que los procesos de vacunación se llevan a cabo según lo convenido. El futuro inmediato va a ser muy complejo por la cantidad de vacunas a aplicar y la extensión de la inmunización al resto de la población”, de ahí que haya que aplicar correcciones sobre lo realizado hasta ahora.

“Todos tenemos la responsabilidad de generar confianza y certidumbres. En Asturias hay un buen ritmo de vacunación y queremos que siga así. Hoy mismo han llegado 11.700 nuevas dosis de la vacuna de Pfizer y 1.700 de la de Moderna. Y van a seguir administrándose a los asturianos según lo acordado”. 

Compartir el artículo

stats