Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanitarios “olvidados” y registros opacos en la polémica por la vacunación del Sespa

El listado de inmunizados de Salud recoge 3.000 dosis sin destinatarios claros | “Aún hay gente de primera línea esperando”, critica el personal

Vacunación en Asturias.

Vacunación en Asturias.

El lío con la campaña de vacunación contra el coronavirus entre el personal sanitario sigue dejando un río de quejas. Según sanitarios y sindicatos, a fecha ayer aún había sanitarios sin vacunar “que podrían ser considerados como de primera fila o prioritarios” porque sus categorías implican mucha movilidad entre plantas o contacto directo con pacientes. Un retraso que estos críticos podrían comprender si no llevasen días con la sospecha de que personal de áreas más protegidas, como administración y coordinación –o la ahora suspendida edil de Castrillón, auxiliar de enfermería liberada sindicalmente–, ya cuentan con sus primeros vacunados. Por ejemplo, el personal de Cabueñes explica que una compañera especializada en neumología se ha quedado “olvidada” y sin su primera vacuna por haber estado estos últimos días en cuarentena. “Llamó multitud de veces, incluso su jefa puso un escrito para que por favor le dejaran un vial aunque fuera, y nada”, aseguran. Fuentes sindicales refieren casos similares en el HUCA y en Mieres.

Los “otros” 3.000.

El Observatorio de Salud del Principado está elaborando una estadística de registro de vacunaciones en la que se especifica, día a día, las vacunas que se ponen a residentes en geriátricos, al personal sanitario, al sociosanitario, personal administrativo e incluso a personal docente. Pero al final figura un epígrafe que dice “otros”, y en el que aparece a 20 de enero una cifra: 2.965 vacunados. ¿Y quién son esos “otros”? Desde la Consejería de Salud explicaron que se trata de “profesionales sanitarios y sociosanitarios ya vacunados y que no presentan patologías graves ni condición de alto riesgo y se sabe perfectamente quiénes son”. ¿Significa eso que el resto, la mayoría, sí tienen enfermedades o son de alto riesgo? Según Salud “es una página aún en construcción y viva”, por lo que los datos “aún se están ingresando y ordenando” y nada es definitivo.

Las primeras quejas.

Los sindicatos sanitarios empezaron a criticar posibles fallos en los protocolos de vacunación el viernes de la semana pasada. La campaña de inmunización en Salud había comenzado el lunes anterior y la sensación era que la planificación, cuanto menos, era mejorable. En concreto, fue la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) quien lanzó la primera queja. “Lo único que sabemos hasta ahora es que en el área IV el criterio es que no hay criterio. Se está vacunando a personal no asistencial cuando aún hay bastante personal de primera línea sin vacunar”, había criticado el colectivo, que lamentaba el retraso en la inmunización de celadores.

Un protocolo “confuso”.

La campaña continuó sin mayor polémica porque, hace una semana, la reducción de los suministros de Pfizer ni se intuía. Aquí es donde buena parte de la red sanitaria coincide en que tal vez las áreas sanitarias “fueron demasiado optimistas” al vacunar a tantos sanitarios como fuese posible sin priorizar del todo a los más expuestos. Pero no hay consenso. Algunos empleados creen que podrían haberse reservado algunos viales para garantizar la protección de la primera línea. Otros creen que, si se hubiese hecho, se habría criticado también la campaña por su lentitud, así como que el criterio para priorizar a quién inmunizar primero tiende a ser subjetivo. “La solución es publicar un listado de cargos vacunados”, zanjan los sindicatos.

Compartir el artículo

stats