Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La presión hospitalaria “ya es brutal” en Mieres y Avilés, donde se quedan sin espacios

El incremento de contagiados por covid-19 se suma a la alta ocupación por otras patologías: “No hay personal para asumir ambas cosas”, claman en Cabueñes

Personal sanitario trabajando en el HUCA

Personal sanitario trabajando en el HUCA

La presión hospitalaria ya está empezando a ser crítica en algunos centros, que han comenzado a derivar pacientes a otros equipamientos y preparan nuevas estancias para acoger más enfermos. El problema es que en algunos hospitales de la región hay una importante ocupación por pacientes con otras patologías. En concreto, Mieres y Avilés son los que presentan una peor situación. En el hospital mierense Álvarez-Buylla ya se han tenido que habilitar habitaciones en zonas como la de Reanimación. Hace unos días el centro hospitalario de Mieres estaba ya al 91 por ciento, pero los ingresos continuaron. En Avilés hay seis camas de UCI habilitadas en el gimnasio del Hospital San Agustín ya preparadas.

Los centros hospitalarios asturianos tienen en la actualidad 693 pacientes covid, de los que 109 están en las unidades de críticos. Pero el ritmo de hospitalización es muy alto: el martes entraron en los hospitales 90 contagiados, y además 13 pasaron a UCI; en cambio, hubo 71 altas.

“La presión asistencial es brutal”, aseguran profesionales del Hospital Álvarez-Buylla de Mieres. Tan “brutal” que en la tarde del lunes las dos plantas habilitadas para coronavirus se llenaron: un total de 49 pacientes. Tres de ellos fueron derivados a otros centros a lo largo del martes. Quedaban entonces 46 ingresados. De estos, cuatro han sido trasladados al Hospital Avilés y tres, al de la Feria de Muestras (H144).

El problema está ahora en acondicionar una zona precovid: “Nos tememos que haya que suspender actividad para darles cabida”, afirmaron las mismas fuentes. El resto de plantas también están prácticamente llenas. Llama la atención Psiquiatría, donde los ingresos también se han disparado, y la “saturación” de Urgencias. El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tiene de momento camas libres en UCI, pero la unidad de cuidados intensivos del gimnasio de Rehabilitación está preparada por si fuera necesaria.

"Estamos motivados pero muy cansados": el latido de la UCI del HUCA en la tercera ola de la pandemia Irma Collín/ Amor Domínguez

El Hospital de Cabueñes, en Gijón, estudia solicitar al Sespa el traslado forzoso de enfermeras de otras áreas para asumir la reciente apertura de su tercera UCI covid y de su quinta planta de positivos. La tendencia es al alza en ingresos y albergaba ayer a 103 positivos en planta y a otros 28 en sus UCI. Al liberar tantos espacios para el covid, el problema ahora será dar cabida a pacientes de otras patologías. “No hay personal para asumir ambas cosas”, reconocen los sanitarios, que esperan seguir haciendo derivaciones a otros centros. De momento, el hospital de campaña H144 sigue siendo un buen candidato. Tras las altas de los últimos días tenía ayer vacío el cuarto módulo que había abierto el lunes, quedándose con 65 pacientes y varias camas libres.

Los números daban ayer un ligero respiro en el área sanitaria avilesina, “mordida” sobremanera por la cepa británica. El Hospital Universitario San Agustín pasó de tener el lunes 110 pacientes covid ingresados en las cuatro plantas habilitadas a los 101 que registraba ayer a primera hora de la tarde. Pese al descenso, la ocupación roza el 90 por ciento. Lo que no ha variado desde hace días es el número de enfermos críticos que ocupan las 24 camas de la UCI. El centro habilitará 6 camas más en el gimnasio, hasta sumar un total de 30. Además, la unidad covid recién estrenada en el Hospital de Avilés y dotada con 24 camas para pacientes geriátricos no graves ya recibió el lunes a los primeros enfermos.

El Hospital Comarcal Valle del Nalón, que corresponde al área sanitaria VIII, se encuentra con una alta ocupación de pacientes con patologías no relacionadas con el coronavirus, mientras que tiene una presión baja de pacientes con covid. Se trata de una situación similar a la que se vivió en la primera ola. La planta covid, con 25 camas, tiene 15 ocupadas, mientras que la precovid, con 13 camas, tiene 10 ocupadas. La hospitalización general, con 118 camas, tiene ocupadas 110, y la UCI, con 10 camas, tenía a primera hora de la tarde de ayer cuatro libres.

Compartir el artículo

stats