DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Increpan a los policías que habían acudido a identificar a varios jóvenes en un bar en Gijón: "Los chavales solo quieren divertirse"

Los agentes habían acudido tras la llamada de varios vecinos

Un vehículo de la Policía Nacional.

Un vehículo de la Policía Nacional. EP

El trabajo de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía no siempre es fácil. Y menos en una situación de pandemia y de restricción de derechos fundamentales como la que estamos viviendo. Hace unos días varios vecinos de Gijón increparon a los funcionarios de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Comisaría de El Natahoyo de Gijón que habían acudido a un establecimiento de hostelería con una amplia terraza y situado en la zona rural del concejo en donde varios vecinos habían denunciado que había varios adolescentes que se encontraban bebiendo alcohol en grupos numerosos, sin mascarilla e incumpliendo las distancias mínimas de seguridad.

Los padres de los jóvenes recibieron a la Policía quitándole importancia a lo sucedido. "No es tan grave, los chavales solo quieren divertirse", llegaron a decir los progenitores a la Policía Nacional según el relato de varios testigos de los hechos con los que ha podido contactar este periódico. Algunos reprocharon que las identificaciones se hacían "solo para recaudar" El suceso tuvo lugar hace ya varios días cuando aún estaba vigente el estado de alarma y por lo tanto el toque de queda y las restricciones que, por ejemplo, obligaban a los comensales a sentarse en mesas de hasta seis personas en los establecimientos de hostelería.

La Policía Nacional intervino en la noche de ayer (la última del estado de alarma que estaba vigente hasta las doce de la noche) en dos botellones en los que se habrían congregado, según fuentes consultadas por este periódico, más de dos centenares de jóvenes. La primera actuación tuvo lugar a las diez de la noche. Fue entonces cuando varias patrullas de agentes se vieron obligadas a intervenir en la carbayera de Granda en la que se estaba produciendo una reunión de más de 200 adolescentes, algunos de ellos viejos conocidos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. De hecho, los agentes presentes en la zona aseguran que entre los que se habían reunido en este parque se encontraban varios de los que fueron identificados en una reyerta que tuvo lugar hace apenas unos días en los bajos del estadio de El Molinón y que se saldó con al menos un agente herido y varios detenidos. Los funcionarios del orden le siguen la pista de cerca a estos adolescentes, que según los vecinos de El Bibio ya habían causado varios altercados previos a las violentas imágenes registradas en El Molinón. Al parecer hace unos días la Policía frustró una pelea que habían organizado los jóvenes con varios objetos contundentes que habían escondido en el lugar en el que se iba a producir el enfrentamiento con otro "grupo rival".

Compartir el artículo

stats