Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“El piloto falleció en el acto y al copiloto lo intentamos reanimar”, dice uno de los primeros sanitarios en llegar al siniestro en el Rally de Llanes

Las autopsias a Jaime Gil y Diego Calvo han sido realizadas a lo largo de esta mañana

El furgón funerario sale del Instituto de Medicina Legal con los restos de Jaime Gil.

El furgón funerario sale del Instituto de Medicina Legal con los restos de Jaime Gil.

Los restos mortales de Jaime Gil (39) y Diego Calvo (30) salieron a la una y media de esta tarde hacia Cantabria, donde se celebrarán los respectivos sepelios. El cadáver de Gil fue trasladado al Tanatorio La Luz de la localidad de Laredo, situada cerca de Guriezo, municipio del que era

La autopsias se han realizado a lo largo de esta mañana, ratificando la primera impresión de que los fallecimientos se produjeron a consecuencia de los graves traumatismos sufridos al golpear el vehículo que ocupaban contra el pretil de la carretera.

Una de las primeras personas en acudir al lugar del accidente fue el técnico en emergencias sanitarias Jonathan Fernández “Cuando llegamos el piloto ya había fallecido. Al copiloto lo intentamos reanimar durante quince o veinte minutos, pero no pudimos hacer nada por su vida”, prosigue el técnico. “Es muy duro cuando pasan esas cosas, la gente estaba muy nerviosa”, recalca el técnico, natural de El Berrón. A la zona acudieron patrullas de la Guardia Civil, dos ambulancias y también miembros del Servicio de Emergencias.

José Cuartero es el jefe de los servicios médicos del rally y tiene más de 40 años de experiencia en carreras. El sábado estaba en la prueba llanisca. 

Por el Instituto de Medicina Legal de La Corredoria no han pasado familiares del piloto y del copiloto, según indicaron fuentes cercanas. Las familias están destrozadas por lo ocurrido, según ha trascendido.

Así fue el accidente mortal del rally de Llanes

El accidente se produjo a las tres y cuarto de la tarde. Era el citado séptimo tramo de una carrera que ya había pasado antes por el alto que une Arriondas y Colunga. El Marbella de Gil y Calvo era uno de los últimos de los 134 participantes que pasaban por el lugar. El ascenso estaba hecho, quedaba solo la bajada del Fito.

Poco antes de llegar a la cantera, Gil y Calvo entraron fuerte. El coche derrapó, se fue al lado izquierdo de la carretera y, según las imágenes (vídeo y fotos), impactó de lado de forma perpendicular y por la puerta del piloto contra el pretil de hormigón de unos 70 centímetros de anchura.

Este entró como un misil en el habitáculo y las medidas de seguridad del Marbella resultaron insuficientes para proteger a los dos ocupantes. Tras el brutal impacto, Gil murió en el acto, mientras que Calvo entró en parada cardiaca momentos después y no fue posible salvarlo.

Momento de la excarcelación del piloto, con agentes de la Guardia Civil y miembros del SEPA presentes en la curva del alto del Fito, en Colunga. | A. I. A. ILLESCAS/ J. B. P./ X. F.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Si tienes dudas de cómo suscribirte pincha aquí

Si tienes dudas de cómo suscribirte pincha aquí

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 985 279 722.

Compartir el artículo

stats